04/10/2015. Bilbao Exhibition Center (BEC). Barakaldo, Bilbao.
por David Izquierdo

::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

¡Por fin! Uno de los conciertos del año. Una gira de las grandes, muy esperada, la de los americanos RISE AGAINST, con dos fechas en nuestro país. Nosotros tuvimos la suerte de poder encargarnos de la primera el domingo 4 de octubre en el Bizkaia Arena.

Venían acompañados de otras dos bandas que no necesitan presentación alguna y que le dieron mucha más expectación al bolo: los navarros BERRI TXARRAK y los suecos REFUSED

::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

La banda liderada por Gorka Urbizu demostró durante casi una hora que el lugar que ocupan dentro de la escena actual no es para nada fruto de la casualidad. Entrega desde el primer minuto. Jugaban en casa, y a estos tres musicazos el escenario y el cartel no les vino grande, todo lo contrario. Gorka se encontraba cómodo y David González al bajo lo daba todo como siempre hace. Si algo les sobra a esta gente son tablas.

Se centraron en intercalar algunos temas de su último trabajo Denbora da poligrafo bakarra con otros de todas sus etapas y estilos, muchos de ellos ya clásicos que han "envejecido" muy bien a pesar del paso de los años y los cambios de formación. El tiempo escaseaba, así que tocaba ajustar el set al máximo, incluyendo tras la coreada Oreka un medley repleto de riffs de muchas de las canciones que no tenían cabida al completo, con un hueco para el Kids de MGMT, y con Ikasten como hilo conductor.
En la recta final de su actuación llegó el momento esperadísimo por todos: Tim McIlrath subía para cantar con ellos Denak Ez Du Bailo. Y sin cabida para bises Oihu anunció el final de un concierto que seguro marcará un antes y un después para la trayectoria de Berri Txarrak. De alguna manera se erigieron como los triunfadores de la noche, algo que no nos sorprende a los que llevamos más de una década disfrutando de su buen hacer.
::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Cambio de set, y Refused saltaban a escena. Tras los muchos años de parón de la banda, quince, se veía que los asistentes más veteranos venían a verles a ellos, y que hubo cierta estampida de los más jóvenes tras Berri Txarrak.

Sobre el escenario y bajo una tenue iluminación vimos a una banda muy "pro", elegantes, maduros, y en forma, haciendo gala de unos riffs demoledores y empastados sobre los que destacaban el carisma y las acrobacias de su vocalista Dennis Lyxzén en forma de saltos y lanzando el mirófono.
Sin duda fueron de los tres los que disfrutaron de un mejor sonido. Se atrevieron incluso a homenajear a Slayer intercalando el comienzo de Raining Blood en uno de sus temas. Un bolo redondo, lleno de contundencia. Una auténtica apisonadora.
::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Y los protagonistas de la noche eran Rise Against. Ya antes de entrar al recinto se podía ver la plaga de camisetas de los de Chicago entre el público más joven, casi adolescente. Pudimos observar que aparte de una banda se trata de un producto, lleno de luces y saltos. Pero dar un buen show no tendría por qué estar reñido con ofrecer un buen concierto. Y es que cualquier fan enamorado de su música -entre los que me incluyo- debería esperar mucho más a nivel técnico del directo de un grupo de primera fila internacional con tal poder de convocatoria.

Tienen unos discos repletos de auténticos trallazos, con estribillos, riffs y líneas vocales de auténtico buen gusto, pero la ejecución, sobre todo de su cantante, dejaron algo que desear. Además el sonido no era del todo nítido, y era como si a la voz de Tim le faltara cuerpo y potencia. A esto hay que sumarle que tenía una mano lesionada y llevaban a un guitarrista suplente, excepto para los dos bises acústicos Hero y Swing Life Away.

Aún así al público lo tenían ganado, sobre todo cuando a lo largo de hora y media de show sonaban canciones como Give It All, Ready To Fall, Satellite, Prayer Of The Refuge, o la que cerró el show, Savior. También hubo un hueco para devolver la colaboración y que Gorka subiera a cantar -aunque apenas se le escuchara- junto a ellos Black Masks & Gasoline.
En definitiva, gran noche de rock y gran cartel, aunque por todo lo dicho los protagonistas de la noche quedaron algo eclipsados por otras dos bandas de peso con un directo abrumador y sin necesidad de artificios.

::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

INICIO

 

CRÓNICAS