Alejandro Sanz.

30 de agosto de 2015. La Balastera, Palencia.

Fotos: José María GIUSEPPE
Texto: Laura Suárez

.

18 años han tenido que pasar para que vuelva a pisar tierras palentinas nuestro cantante español más internacional, Alejandro Sanz.

Con la ocasión de las fiestas de San Antolín hemos podido disfrutar del único concierto que el artista ha ofrecido en Castilla y León, dentro de la gira de presentación de su décimo trabajo "Sirope" creado en Miami bajo la producción del propio Sanz y Sebastian Krys, que vió la luz en mayo de este año.

Fué el estadio de la Balastera de Palencia el que congregó a los aproximádamente 7000 espectadores. Una cifra respetable pero que se quedó corta para el aforo de estadio, cuya pista dejaba entrever gran parte del plástico azul que cubría el cesped para su lógica protección. Cabe recordar que hace posas semanas el todopoderoso Pablo Alborán tampoco logró colgar el cartel de "sold out" en Valladolid, ni siquiera acercarse a la mitad del aforo. Pero repasando su gira, la del madrileño, vemos que no siempre ha logrado ese objetivo. Algo que con los tiempos que corren es casi una tónica.

.


Tras una espectacular cuenta atrás audiovisual y bajo el mensaje..."yo de pequeño tenia un sueño...". Sueño que hasta el final del concierto no nos dirá cual es.

Fue "El silencio de los cuervos", el primer sencillo que escuchamos, tema perteneciente a su último trabajo "Sirope" que como dice él mismo: "es una mezcla de almíbar y jarabe, te endulza y te cura". Eso pretende trasmitir con su reciente trabajo, una mezcla de pop, rock, funk y el tono flamenco de su voz que estamos seguros está haciendo las delicias de sus fieles seguidores. Para ello viene acompañado de una banda con 9 miembros de varias nacionalidades. Entre ellos 4 mujeres, un hecho que destacamos por ser poco común en otras bandas, aunque no para él.

Además de canciones de "Sirope" nos regala temas de discos anteriores como "Ya no duele" o "No me compares", canciones que consiguen "despeinarnos el alma".

Vemos unos audiovisuales de quitarse el sombrero...130 metros cuadrados de pantallas Led acompañados de 100.000 vatios de sonido y la tecnologia digital más avanzada.

.


Algunas de sus composiciones más emblemáticas llegaron en forma de medley: "Amiga mia", "Mi soledad y yo" y "Y si fuera ella?", canciones que el público ya conoce a la perfección acompañando al artista.

Tras una leve buleria, gasta su ya habitual broma diciendo que la siguiente canción ha sido creada hace una semana y la presenta esta noche.... La ya conocidísima "Corazón partío".

Tras una intro con contrabajo eléctrico llega "Un Zombie a la intemperie" primer sencillo que dio a conocer de su nuevo álbum y que ocupó los primeros puestos en listas de éxitos en poco tiempo.

Según el propio Alejandro llega el momento de los regalos, con "Looking for paradise", en esta ocasión en la voz de una de sus músicos Sara Devine, nada que envidiar a Alicia Keys.

.

Momento de los bises, sentado al piano nos recuerda un íntimo "Lo ves ",  con "Capitán Tapón" y " "A que no me dejas", nos sigue presentando su "Sirope" particular.

Con las palabras "Aquí o se entrega todo o se entrega todo" se despide con "Pisando fuerte" a ritmo de house que hizo que el número de watios sonoros se quedaran cortos.

Llega el momento de descubrir el final de la frase con la que comenzó...."Yo de pequeño tenía un sueño....y mi sueño era estar aqui con vosotros"...qué mejor manera de agradecer al público su asistencia que con estas palabras.

Cabe recordar que tras finalizar las aproximadamente dos horas de concierto pudimos ver el video que rodó Alejandro en el Ártico, donde él como embajador de la asociación Greenpeace hace un llamamiento a la solidaridad por su conservación, poniendo el broche final a una noche con sabor a "Sirope" y que no empachó a los allí presentes. Otro asunto es si el acercamiento que hace con este disco al funk es un acierto o no.

.

.

.

 

.

.

.

.

.

.

.

.

 

 

 

valladolidwebmusical/cylcultural******crónicas