ASFALTO

Teatro Principal de Palencia. 24/4/15

Texto: Candido Cisneros
Fotografía: Raquel Granja

            Nos acercamos el pasado 24 de abril a lo que a priori podría parecer a muchos el lugar menos indicado para ver un concierto de rock: El Teatro Principal de Palencia. Ni que decir tiene la cantidad y calidad de los artistas que por sus tablas han pasado, de la preciosidad y del recogimiento de dicho lugar, que nada tiene que envidiar a otros teatros más grandes, pomposos o famosos de nuestro entorno.


            Como digo, un lugar inmejorable para un concierto que más que eso lo que realmente pudimos ver fue una lección de música, historia, aguante, sentimiento y gusto por lo que se está haciendo. De eso que casi ya no queda. Sería una maravilla poder asistir a más conciertos de rock en teatros. Es algo que cada vez se estila más en esta nuestra piel de toro pero que aún las mentes más avanzadas (léase la ironía) son reacios a hacer. Está muy bien disfrutar de rock y de heavy con una cervecita en la mano pero disfrutarlos en un teatro es una experiencia inigualable.

            No se puede negar que Julio Castejón y Asfalto tienen un lugar principal dentro del rock de este país. Así, sin florituras ni apellidos. ROCK. Con mayúsculas. Desde el primer segundo del concierto ya estaban sentando cátedra, acompañado Julio por una banda muy joven, destacando la ausencia de su baterista principal y con un sustituto que dio la talla más que de sobra. Formación clásica de rock con teclados y su propio hijo a la otra guitarra dieron una clase magistral de historia de la música, patrimonio, como dijo Julio, de todos los que allí estábamos (que por otra parte no éramos demasiados). Un patio de butacas casi lleno y unos balcones casi vacíos. Se ve que aquí también se confía más en falsos mesías que en músicos de calidad y prestigio ya que, el mitin político de esa noche tuvo mucha concurrencia.


            Diremos que los que sí fuimos disfrutamos todas y cada una de las canciones hasta el punto que nadie se atrevía a aplaudir hasta que encima del escenario se había tocado la última nota de cada canción. De la forma más literal. Para arrancar con un sonoro aplauso que se extendió durante todo el concierto. A lo largo del mismo y entre canciones, Julio se animaba a contarnos alguna anécdota o curiosidad, ya fuera del tema o de su propia vida, de la forma más humilde y sincera que pudo.


            En cuanto a las canciones propiamente dichas el concierto empezó con “No estás Sólo” y “Secuencia para un Gran Momento”, para dejar paso a una de las que posiblemente sea más conocida y aplaudida: “Más que Una Intención”. Resaltar el gran solo que se marcó su bajista en “Ya Está Bien”. Siguieron “El Pescador de Sueños”, “Es Nuestro Momento”, “Espera en el Cielo” o “Te Espero en Tierra”. Constante continuidad de musicalidad (valga el juego de palabras) que tuvo a todo el público fijo en su butaca. “Déjalo Así” y “La Batalla” demostraron que Paul Castejón no sólo toca la guitarra muy bien sino que la flauta travesera es otro de sus fuertes.

            Seguro que más de uno (juventud ausente) soltó alguna lagrimilla de recuerdo y nostalgia cuando sonó “Días de Escuela”, para terminar el concierto con “El Viejo” y “Capitán Trueno”, otro de los grandes himnos asfáticos.


            Como ya dije el aplauso fue constante a lo largo del concierto hasta el punto de no dejar de hacerlo entre la última canción y el primer bis. Muy merecida sin duda esta ovación. En este caso Julio y Paul salen solos a escena para marcarse un pequeño set de aproximadamente 10 minutos con sus guitarras acústicas y la presente travesera. Muy agradecido el público palentino por este cambio de sabor rockero, que dio paso a lo que fue finalmente la conclusión del concierto. Otros dos míticos que están en la memoria de los más talluditos y que debiera estar en la de los jóvenes: “Rocinante” y “Ser Urbano”.


            Un grandísimo concierto que disfrutamos mucho los que allí estuvimos y que debimos ser muchos más porque, lecciones como esa pocas veces se pueden aprender, disfrutar y compartir.

 

Larga vida a Asfalto.

 

valladolidwebmusical/cylcultural******crónicas