Carmen Boza

Jueves 30 de Abril. Sala Porta Caeli. Valladolid.

Texto: Ana Ink.
Fotos: Sandra García

El pasado jueves 30 de abril la sala Porta Caeli de Valladolid acogió la parada de la gira de presentación de “La Mansión de los Espejos” de Carmen Boza. Unas 140 personas, con predominancia femenina esperó la subida al escenario de la cantante, acompañada por su banda: guitarra, bajo y batería.

Para comenzar el concierto sonó La mansión de los espejos, tema que da título al disco, y dejó claro que el sonido en la sala era el mejor que se podía esperar, sin apenas diferencias con el disco, con una ejecución impecable y con el silencio del público más que respetuoso.


Sonaron Culpa y castigo y No me parezco antes de que se dirigiera al público para decir que estaba muy contenta de estar en Valladolid de vuelta después de tantos años. Tras El mayordomo presentó a la banda y continuó con una de sus canciones más antiguas: El ejército.

En sus propias palabras “las canciones son como una medicina para el alma” y con esa introducción sonó Desconocidos antes de que se quedase sola en el escenario con el guitarrista (Tony) para interpretar Restos de mi verano. Luego dejó a un lado su guitarra para cantar A la altura justa de tus ojos solo con voz y los acordes de su acompañante.


Con Disparate sonó con toques psicodélicos antes de que la vuelta de la banda al completo al escenario hiciera sonar Nana noir. Con una canción incluida únicamente en el disco y en los conciertos se anunció Fin, cuyo juego de palabras sirvió para anunciar el final próximo del concierto.

Pero aún quedaba tiempo para la conocida De lirios y de éxtasis, Señales y Mi do menor. Tras agradecer el buen sonido de la sala y la entrega del público sonó Fieras.


Como broche de la velada, y bis, la banda interpretó Octubre, cantada a pleno pulmón por todos los asistentes. Sin duda el directo de Carmen Boza hay que tenerlo muy en cuenta y desde luego fue una noche para no olvidar.

 

valladolidwebmusical/cylcultural******crónicas