Estereotypo

Genarindie en el R’n’r Circus. 1 de abril de 2015. León

Texto y fotos: Flucho Wop

.

Y vuelta “la mona” al circo.

Una nueva edición del tradicional Genarindie en el R’n’r Circus que en esta ocasión y de la mano de “La Mona se viste de seda” y el Bar Belmondo, habituales en los saraos musicales de la capital, nos traía a Estereotypo en concierto.

La banda cántabra que recientemente renovó la formación tras la incorporación de Piloshka, llegó a León con los sintetizadores cargados con los nuevos temas que forman parte de su reciente “El Ingobernable Azar”; una colección de canciones bailables que animaron al pequeño grupo de parroquianos que acudieron al Circus en la noche de Genarín.

.

.

David Van Bylen (voz, guitarra, sintes y programaciones), Sergio Madrazo (batería, percusión y coros) y Piloshka (sintes y voz) derrocharon energía y buen rollo interpretando cañonazos bailables cien por cien como “… (Puntos suspensivos)”, “El futuro” o sobre todo el tema que abre el disco “A todos nos pasa” (un tema claramente inspirado en el riff de guitarra de Bohemian Like You  de The Dandy Warhols, incluso en el mismo tono, y que también recuerda al seco y contundente guitarreo de  “La guitaristic house organisation” de Rinocerose).

.

Todos ellos envueltos en los coros de Piloshka y aderezado con el tremendo ritmo que marcaba Sergio a golpe de baquetas y chaston, pura explosión. David hizo bailar y saltar a los asistentes y demostró porqué es un mago de los ritmos y las programaciones.

Prueba de ello fueron los pelotazos que sonaron en las postrimerías de la velada ya que no podían faltar “The big fake”, “Everybody is singing” y la remezcla del Love me do” de The Beatles repasando así también sus anteriores trabajos discográficos. Para el “Pleasure” de su primer disco, Piloshka hizo una intro cantando con bastante buena voz un trocito del “Royals” de Lorde.

.

Como ya hicieran en su día Sidonie, Second o The Right Ons, se han pasado a las letras en el idioma patrio, cosa que no ha restado un ápice de sonoridad ni musicalidad a las trece canciones de este ultimo disco.
Demostraron que merecen más reconocimiento del que gozan y que son carne de festivales; vaya si te hacen venirte arriba….

Resultó una velada animada y llena de ritmo que los leoneses supieron agradecer.

Después del concierto firmaron discos y hablaron con todos nosotros.
Recomendable y muy curioso verles hacer música electrónica con batería, guitarra, voces y cuatro cosillas programadas.

 

 

valladolidwebmusical/cylcultural******crónicas