FASSE

Festival de las Artes de Villa Serrada

31 de julio, 1 y 2 de agosto de 2015. Serrada, Valladolid

El festival FASSE es uno de esos eventos que está organizado con el corazón y que nos enseña cómo fueron esos grandes festivales al comienzo de su andadura. Se lleva a cabo en Serrada, pueblo de Valladolid, y lleva ya 3 ediciones apoyando a los grupos locales emergentes. Así fueron los 3 días de música del FASSE:

Con amenazas de lluvia fuimos al albergue a montar nuestras tiendas de campaña en el patio - en el cual se hospedaron también los artistas, y pobres con la noche que les esperaba - y prepararnos para la noche grande del festival. Debido a estas amenazas, se celebró en el pabellón del pueblo, con acierto ya que más que amenazas de lluvia nos cayeron perros y gatos, y granizo. 

A los primeros grupos les vino bien, porque la gente corría a buscar refugio dentro en lugar de sentarse en el parque a tomar cervezas. Circo - rock en español - inauguró el escenario.

.

.

Fue seguido de uno de los grupos más prometedores de Valladolid, pero que por una cuestión u otra llevan un tiempo de poca actividad: My Friendly Ghost

Poco tardaron los cabezas de cartel en hacer acto de presencia; León Benavente, con luces extravagantes y llamando al público a acercarse al escenario, llenó el pabellón de energía y bailes.

Ya estábamos calentados cuando llegó el plato fuerte de la noche, el grupo que más carretera ha hecho este verano sin duda: La M.O.DA. Todo el público bailó y cantó hasta más no poder y los burgaleses nos metieron en el bolsillo. 

Para finalizar la noche, Sideburns DJ e Intronauta DJ unieron fuerzas para hacernos bailar con hitazos hasta que lo último que quedaba en la agenda era meternos en la tienda e intentar descansar para el día siguiente.

El sábado pudimos pasar la mañana en la piscina del pueblo y recargar pilas para un día largo y musical. La tarde empezó con el buen rollo característico de El Kanka (yo sigo atribuyendo el cielo despejado a su concierto) que se nos hizo muy corto. Algunos de los presentes coincidimos en que el cantautor nos recordaba a una fusión de Carmen Boza y Dani Rovira. 

Le siguió al malagueño, nuestro Kiko Sumillera, que nos presentaba su banda (cuyos componentes son de los músicos con más proyección de la ciudad) y su último trabajo Montañas de Sangre. 

Pilgrims siguió haciéndonos bailar con su indie británico con un poco de funk, una de las propuestas más originales que hay en Valladolid. 

Después de cenar en el recinto (los precios de bocadillos y bebidas era más que razonables) teníamos a Jr & the Gang, ganadores del DemoExpress 2013, y que vienen con fuerza. Definitivamente para head-bang. Pronto podremos escuchar su nuevo trabajo. 

Durante un intermedio en el que no supimos muy bien lo que pasaba - antes de los cabezas de cartel del día, Cosmic Birds-  Alex Fajardo de Jr & the Gang se sentó con la guitarra acústica y nos encantó con un par de canciones que no dejaron indiferente a nadie.

La noche llegaba a su momento cumbre y Cosmic Birds salieron con su Solstice y sus melodías y esa sensación que transmiten cada vez que tocan. Como de viaje, como de algo totalmente onírico que nos lleva más allá del pabellón en el que los escuchábamos.

Para dar los últimos bailes, la nueva formación de Estereotypo gustó algunos y a otros no tanto, como a esta servidora. Los vi en el Sonorama del 2013 y me parecieron geniales, así que venía con las expectativas altas y me decepcionaron tanto por el nuevo sonido como por la formación.

Pero bueno, no hay noche que no sobreviva sin Oscar Mina DJ a los mandos. Sin embargo, la noche había sido demasiado para los asistentes y los pocos que quedaban bailando se les consideró supervivientes.A los demás nos tocó almohada.

Y esto no acaba, el domingo, los verdaderos supervivientes estuvimos reponiéndonos en la piscina y a media tarde pudimos disfrutar de la voz y la guitarra en solitario de Fito Robles, antiguo componente de eLe De eMe,

y del único e inigualable directo de las charras Estrogenuinas.

Además, hubo dos actuaciones de micro-teatro, animando al público un genial fin de semana.

En definitiva, y aunque quedan cosas por mejorar, fue un festival intenso, lleno de buena música y buen rollo.

Nosotros repetimos.

 

valladolidwebmusical/cylcultural******crónicas