Carmina Burana.

La fura dels Baus y OSCyL

Auditorio Miguel Delibes. 11 de abril de 2015. Valladolid

Fotos: José María GIUSEPPE
Texto: Laura Suárez

Llegó a Valladolid la espectacular versión de Carmina Burana de Carl Orff y dentro de la exitosa gira con la Fura dels Baus. La Sala Sinfónica del Auditorio Miguel Delibes ha sido la elegida en nuestra ciudad para tener el privilegio de recibirla en dos únicas funciones los días 10 y 11 de abril.


La Fura dels Baus, dirigida por Carles Padrissa, es una de las compañías de teatro más innovadoras y prestigiosas del panorama escénico español, con más de 30 años de trayectoria. 

Esta compañía ha concebido un Carmina Burana impactante, un auténtico regalo para los sentidos del espectador. Interpretada por la Orquesta Sinfónica de Castilla y León y de la mano del maestro español de reputación internacional Josep Vicent.

A la OSCyL la acompañaban en esta ocasión las voces de la soprano Beatriz Díaz, el contratenor Vasily Khorosev, el barítono Toni Marsol y la actriz Luca Espinosa.

A ellos se unieron los casi 200 cantores de los coros de Castilla y León dirigidos por Jordi Casas y la colaboración de las solistinas, alumnas de la Escuela Superior de Arte Dramático de la comunidad castellano leonesa.


Cerca de 100.000 personas ya han podido disfrutar de este espectáculo por España, Francia, Chile e Italia.

Carmina Burana es quizá la obra más popular del siglo XX, es una cantata escénica compuesta por el compositor alemán Carl Orff (1895-1982) entre 1935 y 1936, se basa en una colección de cantos goliardos de los siglos XII Y XIII, reunidos en un único códice encontrado en la basílica benedictina de Baviera. Consta de 300 poemas escritos en latín, alemán y provenzal antiguo. Carl Orff recoge 25 de ellos, en los cuales se hace gala del gozo por vivir y del interés por los placeres terrenales, por el amor carnal y el goce de la naturaleza, y por su crítica a los estamentos sociales y eclesiásticos.


Una pantalla cilíndrica de tul envuelve a los músicos de la orquesta, una pecera, fuertes imágenes escénicas,efectos de luces e incluso fragancias conforman la impactante puesta en escena de Carmina Burana. Una escenografía que oculta a los miembros de la OSCyL como si de una ópera al uso se tratase, aunque en esta ocasión el inexistente foso se ve sustituido por esa tela que les envuelve cual dosel.


La obra se inicia y se cierra con "Fortuna Imperatrix Mundi" la rueda de la fortuna gira y gira sin parar. Toda la obra está de alguna manera ligada a la idea de la siempre cambiante fortuna que igual que nos hace reir nos hace llorar, que nos concede el amor que nos lo niega... los pasajes gozosos se alternan con los meláncolicos, los penosos con los exultantes....hasta que después de poco más de una hora, la rueda de la fortuna finaliza su girar y nos deja justo donde empezamos, disfrutando del mismo O Fortuna, despertando de nuevo los sentidos a flor de piel de todos y cada uno de los espectadores allí presentes.

 

 

 


valladolidwebmusical/cylcultural******crónicas