KING MASTINO

Bar Cuco. Aldea de San Miguel, Valladolid 19/03/2015

Texto. Daniel G. Lagunar
Fotos: Iván Vicente

King Mastino es una banda italiana de garaje rock proveniente de La Spezia, que a pesar de su corta vida posee ya dos discos a sus espaldas, Hold Fast (2011)y We Refuse To Sink (2014), el cual se encuentran presentando en su actual gira por la geografía española. En el tramo final de la misma, el pasado jueves 19 de marzo esta banda  recalaba en el Bar Cuco de Aldea de San Miguel (Valladolid) para mostrar su show.

Eran las 22:30 de la noche y, antes incluso de comenzar la actuación, estos autodenominados marineros de la costa italiana, con camisas con un ancla bordado y el logo de la banda en la espalda, comenzaban a jalear al numeroso público congregado a través de su bajista, Cpt Massi, que no pararía de animar y moverse durante todo el concierto.


Empezaron con “We are born”, canción que también sirve de comienzo a su último trabajo, tras la que encadenaron cuatro temas entre los que destacó “Eye for an eye”. En estos temas ya se podía atisbar la tónica del concierto, aceleradas composiciones, con una potente base rítmica y endiablados riffs que musicalmente recuerdan a MC5 y, especialmente, a los extintos Hellacopters tatuados en el antebrazo del cantante Cpt Alessio, aunque éste posee un registro vocal más grave que el de Nick Royale.

El bloque central del espectáculo lo encabezaron “Ready to go”, canción que marcó uno de los puntos álgidos del evento con su  estribillo, y la efectiva “Here come the sailors”. Con las guitarras en lo alto y desprendiendo sudor y energía a raudales encarrilaron el final del show con su single, “Fever”, tras el cual sorprendieron con una particular revisión del clásico y archiconocido “Proud Mary” de la Creedence Clearwater Revival en la versión que popularizó Tina Turner y en la que incluso se animó a participar al público acercando el micrófono a las primeras filas.


Casi sin poder bajarse del escenario y a pesar de que se encendían las luces,  se pedía ya un bis y ellos decidían que aún no habían desembarcado todo su material. Con una señal pidieron un poco mas de tiempo para que acto seguido el Cpt Mattia arrancase con su guitarra a tocar el característico riff de inicio de “Who will save rock and roll” de The Dictators con el que dieron por finalizada la noche y dejaron con ganas de más rock.

 

 

valladolidwebmusical/cylcultural******crónicas