LICHIS con Alex Angulo

Sala Autorreverse, Valladolid. 11/4/2.015

Texto: Rafa Chail
y fotos: chusmi10

Algunas querencias y coincidencias unen a Miguel Ángel Hernando, Lichis, con Valladolid: parte de su familia procede de Peñafiel, parte de los músicos y técnicos con los que ha trabajado durante mucho tiempo también proceden de esta ciudad y ha visitado esta tierra con cierta frecuencia.

Por todo ello para Lichis esta actuación estaba cargada de emociones y cierta presión. Nuevo disco y el despegar de su andadura en solitario. Si bien La Cabra Mecánica era prácticamente un proyecto personal suyo, Lichis se ha reinventado, se la ha jugado una vez más.

Su primer disco bajo su nombre, “Modo Avión” supone un volantazo estilístico y una nueva forma de hacer canciones, ya descaradamente pop y rock, rodeándose de los mejores en ese campo: César Pop, Joe Blaney, Marc Ribot, Pete Thomas, Alex Olmedo, por citar solo algunos de los enormes talentos que le acompañan en esta aventura.

Para los que seguimos a este gran letrista y compositor desde hace tiempo, “Modo Avión” es una alegría, un rayo de luz en el panorama musical de este país, en el que salen continuamente nombres nuevos pero muy poquita innovación real, muy poca creatividad.
Lichis lo tiene, tiene la capacidad de contar historias, de encandilar, de decir en los tres y pico minutos que dura una canción mucho más que un libro de muchas páginas. Sus poderes son la ironía, ternura, imaginación, mala leche, MUY mala leche a veces. Pero el rock sin mala leche ya sabemos en lo que se queda muchas veces,  en ñoñería distorsionada y no me hagan poner ejemplos...

En el magnífico escenario del Autorreverse, con un sonido espectacular, empastado y potente, tanto que te hacía olvidar que sólo eran dos guitarras y dos voces. Pero ¡qué guitarras y qué voces! Alex Olmedo toca con la precisión de un reloj y con la fuerza de un clásico, Lichis con sus TRES preciosas guitarras acústicas Gibson (“Alguno se preguntará por qué cambio de guitarra tantas veces –pues como diría Loquillo, porque las tengo”) el dúo hizo completo  el disco Modo Avión y revisitó temas como Felicidad (gran momento), Antihéroe, Valientes (para cerrar) y versiones de Gabinete Caligari (“Pecados más dulces que un zapato de raso”) y Antonio Vega (“Lo mejor de nuestra vida”). Los temas más mediáticos de La Cabra quedaron de lado, probablemente no le pareció el momento adecuado para revisitarlos. 

Muy agradecido por la acogida y el cariño del público, Lichis prometió volver a la misma sala con banda completa tras el verano. Eso esperamos, algunos no faltaremos a la cita. Muy recomendable si te interesa el pop y el rock hecho con clase e inteligencia. La música hecha por adultos y para adultos.

Mucha fuerza a Lichis, ha dado un paso de gigante. Esperamos verle con banda otra vez en nuestra ciudad.

 

 

 

 

 

 

valladolidwebmusical/cylcultural******crónicas