ESPECIAL VALLADOLID WEB MUSICAL

¿Qué dos cosas pedirías a la nueva Concejala de Cultura?

Miriam Arranz.

Ante la llegada del nuevo equipo de Gobierno al Ayuntamiento de Valladolid hemos charlado con diferentes músicos de la ciudad y les hemos planteado la siguiente pregunta:

“¿Qué dos cosas pedirías a la nueva Concejala de Cultura?”
Con el objetivo de que pueda servir para mejorar a la maltratada escena musical vallisoletana os dejamos todas sus peticiones:

(¡Larga vida a la escena musical en Pucela!)

 

Pablo Tombstone (Harla Horror, Hula Baby…):

  • Que se pueda tocar en cualquier bar, discoteca, sala, etc con unos requisitos de horario para establecer un equilibrio entre los vecinos y la sala, siempre y cuando la actividad cultural llevada a cabo pueda ocasionar alguna molestia sonora para los vecinos.
  • Que se promocionen más a todos los grupos de la ciudad, sea cual sea su estilo y que se note que no son siempre los mismos.

Pato (Cañoneros):

  • Siempre que se traiga a alguien de fuera, obligatorio: telonero pucelano. Y en eventos como San Juan, Feria de Día, etc siempre gente de aquí.
  • Elaborar un censo, para que no toquen siempre los mismos, marcando unos criterios de quién y por qué debe de actuar en cada evento, y que vaya tocando todo el mundo. Que no pase como nos dijeron a Los Cañoneros, que no podíamos actuar en la Plaza Mayor en fiestas porque hacíamos versiones y, ese mismo año, tocó la banda de versiones de Héroes del Silencio formada por el exfutbolista García Calvo y los Happening…

 


Los Cañoneros

Víctor (Seiskafés):

  • Más sitios donde poder tocar.
  • Que abran centros de enseñanza musical pública y gratuita.

Chapu (Mrs.Misery):

  • Que la Concejalía hable con la Jefatura de Policía para que relajen el marcaje al que tienen sometido a los bares (sobre todo a cierto tipo de bares) y que sean indulgentes teniendo en cuente el horario y el impacto de los conciertos.
  • Que la Concejalía ayude económicamente a los bares que quieran insonorizarse y adecuar su establecimiento a la normativa autonómica de espectáculos.

Álex Izquierdo (Ángel Stanich Band, Kiko Sumillera…)

  • Solo pediría a la nueva Concejala de Cultura una cosa: que nos deje trabajar. Ni ayudas, ni subvenciones. Simplemente que no den por culo como la anterior administración mandando a la policía a los locales como si fueran narcosalas porque haya un cantautor. Entiendo que la Ley de Espectáculos autonómica es muy restrictiva, pero esto nunca fue un problema 5 o 6 años atrás, y ahora de repente sí ¿por qué? Repito, que nos dejen trabajar. Y si eso supone no aplicar la ley en sus artículos más absurdos y trasnochados, que no se haga. Como ha ocurrido hasta no hace mucho y como se hace en innumerables ocasiones con otros sectores más problemáticos. Si se quiere se puede, solo hace falta voluntad política.

Jhana (Adiós Motherfunker…)

  • Más facilidades para tener un grupo en Valladolid. Espacios, equipos, con los que poder ensayar y aprender. Para fomentar también que las personas se animen a probar y que las personas saquen su música interior.
  • Más salas, espacios y eventos artísticos, para dar trabajo a los artistas de la ciudad y que no se vayan, pues Valladolid sin esto es muy gris. No hay apenas naturaleza, ni zonas naturales para poder bañarse. El arte en esto juega un papel esencial, para atraer a visitantes a nuestra ciudad, musical!

José Carreño (cantautor):

  • Que se revise el tema de las actuaciones en salas pequeñas, no es posible legislar una sala de 50 personas igual que se hace con una de 300, yo creo que no se pueden medir bajo el mismo baremo.
  • Que se estudie la posibilidad de cesión de espacios municipales para numerosos eventos de interés cultural.

Jaime LaFuente (músico):

  • Apoyo a giras nacionales de los grupos profesionales de la ciudad, bien con ayudas directas o mediante acuerdos de reciprocidad con otros ayuntamientos.
  • Incrementar las líneas de colaboración con las asociaciones de vecinos para mejorar la calidad de las programaciones musicales de centros cívicos y semanas culturales.


Jaime LaFuente actuando con La Carraca

Jorge Bumper (The Panteras)

  • Más contratación para los grupos de Valladolid en las ferias y fiestas de la ciudad para este septiembre y que se nos lleve a la Plaza Mayor (somos los protagonistas de esta ciudad y se nos tiene olvidados)
  • Menos persecución policial a los músicos y los locales de Valladolid, no somos ni criminales ni delincuentes.

FernanSU (Siniestro Fatal, Hula Baby…):
(Me referiré solo a los bares de conciertos, porque es donde más me gusta tocar y escuchar, el invierno pucelano es largo y frío, y son pocos los días en que se puede disfrutar de la música al aire libre)

  • Dar permisos a los bares que estén interesados en programar música en directo, teniendo en cuenta unas normas básicas y basadas en el sentido común; horarios razonables, respetar la convivencia con el vecindario (y de estos con el bar) en cuanto a ruidos, etc.
  • Y ya por pedir, y centrándome en las denuncias a los bares, replantearía cuales son las funciones que debe realizar la policía municipal, de modo que no se la pueda llamar al mínimo indicio o de forma caprichosa, impidiendo así que realice su labor donde realmente es necesaria. Incluso contemplaría una penalización económica para quien avise a la policía sin un motivo probado.

Miguel Ángel Cabero (Asociación Lírica Bohemios):

  • Que las asociaciones puedan disponer de los locales municipales vacíos para almacenaje de enseres, decorados… e incluso proponer su rehabilitación para tal uso.
  • Que las asociaciones puedan utilizar esos mismos espacios para actuaciones.

Jorge Baruque (Los Femónemos):

  • El nuevo panorama musical debe ser abierto a todo tipo de propuestas, es decir, debe de contemplar posibilidades para que todo el que quiera, amateur o profesional, clásico o heavy, punk u hortera pueda tocar y tenga un circuito (bien público o privado) donde desarrollar su propuesta. Creo que el ayuntamiento debe de fomentar mediante actuaciones pagadas a los músicos locales que despunten (o de cierta calidad) y al resto darles facilidades para que se expresen públicamente
  • Se puede y se debe potenciar la música de Valladolid de cara al exterior, mediante la celebración de concursos de rock u otros tipos de música, el facilitar medios (salas, locales de ensayo, grabación de maquetas...) para ayudar a poner la música de Valladolid donde se merece, en lo más alto...

Alfonso Rolando & Isaac Gregory (Poseidonians):

  • Agilización y facilidad en la burocracia y concesión de permisos para organizar eventos o tocar en la calle.
  • Mayor variedad de estilos musicales y grupos dentro de dichos estilos musicales, a la hora de contar con bandas locales para la formación de conciertos, festivales, certámenes promovidos u otros eventos ofrecidos y gestionados por los servicios locales.

Componentes de Hell´s Brests:

  • Siempre que toque una banda nacional o internacional se haga lo imposible por encontrar teloneros locales.
  • Con respecto a la escuela municipal: aumento de plazas, ayudas a la adquisición o alquiler de instrumentos, más actividades relacionadas con estilos de música moderna… convertirla en un servicio público de verdad que esté muy presente cada vez que se hable de música.


Hell´s Brests

César Tejero (El Naán, Modulando Big Band…)

  • Apoyo a la música en directo en diferentes tipos de locales plazas etc. Cuando digo apoyo me refiero a que no sólo puedan tener música algunos locales que por sus características o poder adquisitivo puedan optar a ello. Intentar buscar una fórmula de horarios, en los que no se "moleste", y en el caso de locales sobre los que no hay quejas no inventar excusas.
  • El Ayuntamiento debería tener una responsabilidad especial de cara a organizar eventos de diversa índole en la ciudad, que son tan representativos de la misma. El Ayuntamiento habitualmente delega en un programador (que debería tener conocimientos artísticos suficientes) la selección de las personas que participan, por lo que el programador se convierte en el principal filtro para que los músicos toquen en uno u otro festival. Así bien, una de las tareas del Ayuntamiento podría ser contar para la organización de los diversos eventos en la ciudad con diferentes programadores que faciliten el acceso a diversos estilos y músicos, para que controlar y asegurar que no se den "mafias encubiertas" dentro de los festivales que veten el acceso a ciertos músicos o solo promocionen a otros. En definitiva que los encargados de las programaciones sean gente con inquietud, conocimiento y sensibilidad hacia lo que van a programar.

Rafa Chail (Léctor Acróbata):

  • Evitar las restricciones de edad en los espectáculos de música en directo. El hecho de que toque un grupo en una sala ni debe de significar que no puedan entrar los menores, sino al revés, ser un factor positivo para permitir la entrada de todos los públicos.
  • Evitar toda norma coercitiva contra la programación de música en directo, fuera de las que marquen la ley de ruidos y las normas de seguridad generales. Es decir, no maltratar a la música en directo desde el punto de vista normativo y/o de aplicación de las normas.

Sergio (Cerrando Tratos):

  • Fácil acceso para tocar en espacios municipales y privados para la gente que tiene grupos
  • Dinero público en subvenciones y ayudas para niños y gente que quiera aprender a tocar algún instrumento, tanto para formación como para material, haciendo fácil el acceso a la música a cualquier persona, de cualquier edad y de cualquier “escala social”…

Faura y Dani (La Linga):

  • Hacia adentro de la ciudad: Que se pueda tener mayor acceso a todos los espacios municipales en función de la propuesta presentada por los grupos; Que la música tome las calles y que se establezcan conciertos en determinados espacios (plazas, calles...) de manera periódica; Que las convocatorias públicas de concurrencia competitiva aumenten en cantidad presupuestaria y que faciliten la difusión de la música de Valladolid por otros sitios; Que los proyectos que tengan especial interés por su desarrollo, implantación, tengan un tratamiento especial por parte del Ayuntamiento.
  • Hacia afuera de la ciudad: Que se establezcan intercambios musicales con ciudades hermanadas con Valladolid; Que se favorezca la difusión fuera de Valladolid de la música que se hace aquí (con Convenios con otras ciudades a nivel estatal).

 


La Linga

Josito Rueda (músico independiente):

  • Solo tengo una… Sé que en un principio costaría ya que hay que crear esa necesidad e inquietud de la gente para ir poco a poco haciéndolo guay. Seguro que las cinco o diez primeras veces que se hiciera hasta se perdería, pero luego seguro que hasta sería un referente en la ciudad y provincia: fomentar los bolos vermut los domingos con horarios de 12 ó 13 del mediodía. Y también los domingos bolos de café, desde las 19 a las 21 horas. Se podrían empezar a hacer en garitos, con cuidado y poco a poco, hablando con los vecinos y llegando a acuerdos con ellos (que no son bolos por la noche… ¿a quién va a molestar?).

Miguel Saeta (Ramoniacos, Cañoneros…):

  • Es imprescindible que se cree una asociación de músicos para poder estar representados y tener un interlocutor directo con el Ayuntamiento. Una propuesta interesante sería poder tener la cesión de un espacio municipal lo más céntrico posible.
  • También es imprescindible que los hosteleros se muevan si es que quieren realizar conciertos. El Ayuntamiento tendría que dejar ya muy claro que bares pueden organizar y cuáles no. Pero para ello se antoja imprescindible modificar con anexos la ley de espectáculos de CyL. Aunque esto, es una lucha de hosteleros, no de músicos. Históricamente han sido poquísimos los hosteleros de la ciudad los que han tratado de manera digna al colectivo de la ciudad y que han apostado verdaderamente por un modelo de negocio basado en la música en vivo. Así pues, no podemos ser los músicos quienes tengamos el peso de resolver el problema de bares. Es hora de que los hosteleros que quieran realizar actuaciones en vivo se junten, se asocien y se pongan a solucionar este problema.

 

 

valladolidwebmusical/cylcultural******crónicas