Pagagnini

 

Patio de San Benito. 22 de julio de 2015. Valladolid

Texto: Laura Suárez
Fotos: José María GIUSEPPE

PAGAGNINI llegó al patio de la Hospedería de San Benito, dentro de la programación ESTIVAL 2015 que organiza la Universidad de Valladolid. De la mano de la compañía de teatro Yllana y Ara Malikian y acompañados de tres músicos más: los violinistas Eduardo Ortega y Fernando Clemente y el violonchelista Gueorgui Fourdnajev. Quizá debiéramos mencionar a un quinto protagonista: el viento. Que sin duda propició algún improvisado gag con las cortinas.

Por las virtuosas manos del cuarteto pasan temas clásicos de Bizet, Manuel de Falla, Sarasate, Boccherini, Mozart o Vivaldi entre otros, fusionando con otros estilos musicales: pop, rock, blues o flamenco.

Los 4 músicos disfrutan sobre las tablas y nos hacen disfrutar, eso se nota. A lo largo de hora y media no paran de saltar, bailar, jugar e interactuar con el público, a quien no dudan en acudir para recabar dos músicos extras que improvisen a golpe de cencerro y de un simple muñeco de goma.


Esta mezcla da como resultado un espectáculo sorprendente, divertido, lleno de ritmo y humor que hace las delicias de todo tipo de espectadores. Aunque siendo muy puristas hemos de decir que la afinación, al menos en esta ocasión, no ha estado a un alto nivel. Los gags tampoco acababan de ser redondos, aunque el respetable dio muestras de aprobación toda la velada.

Pudimos disfrutar de toda una historia de amor entre el violinista Fernando Clemente y una de las voluntarias elegidas anteriormente. Así escuchamos, micrófono en mano, como uno de los violinistas cantaba en francés "La Javanaise" (un imprescindible de Gainsbourg) y como después de varios intentos consigue el beso de su amada.



En otro momento del des-concierto pudimos disfrutar del tema de U2 "With or without you", al violin eléctrico y con ayuda de un pedal de efectos de grabación de loops, realmente espectacular.

Acaban su interpretación con el Caprice no. 24 de Paganini, último trabajo que escribió el mito del violín Niccolo Paganini antes de morir.

Pagagnini (a estas alturas creo que nuestros lectores ya habrán apreciado el juego de palabras Pa-GAG-nini)  es un espectáculo que podrá gustar más o menos pero sin duda no pasará desapercibido, nos acerca a la música clásica desde un punto de vista diferente.



Destacable el éxito de público en los 3 conciertos programados para este festival (M-Clan puso el cierre) que llenaron por completo el aforo del ya musical Patio de San Benito.

valladolidwebmusical/cylcultural******crónicas