Sôber

20 aniversario

18-12-15, Sala La Riviera, Madrid

Crónica: David González
Fotos: Cristina Cuadrado

Si hay un grupo referencia en el rock y el metal en España ese es Sôber. Nada más y nada menos que 20 años llevan ya los madrileños en la carretera y cierran esta gira tan especial en casa, con dos citas en La Riviera que bordearon el “sold out”. Nosotros tuvimos el privilegio de vivir su directo la noche del viernes 18, una noche llena de sorpresas e invitados. El repaso a su trayectoria sería incompleto si obviamos el hiato entre 2005 y 2010 en el que la banda se separó para bifurcarse en Savia y Skizoo, pero los madrileños han conseguido aparcar egos y reunir a muchos de los músicos que formaron parte de sendos proyectos para hacer una especie de festival en el que los seguidores de Sôber han podido disfrutar también de algunos de los éxitos de sus proyectos paralelos. Un tridente mágico en lo que al metal melódico español se refiere.


La actuación discurrió en orden cronológico y, olvidando su primera etapa como Sôber Stoned, nuestros protagonistas arrancaron la velada con 2 temas de su aclamado “Morfología”. “Condenado” y “Loco” pusieron la sala patas arriba ya desde el principio; les siguen 2 temas de “Synthesis” – sin duda, uno de los discos favoritos de servidor – como “Vacío” y “Versus” justo antes de dar paso a las colaboraciones imposibles. 20 años como banda dan para mucho, incluso para hacer amigos dentro de mundillos musicales tan diferentes como los de los protagonistas que saltaron al escenario para cantar a dúo con Carlos Escobedo 2 de los temas más emblemáticos de la banda. Kutxi Romero de Marea cantó en “Diez años” mientras que El Drogas (ex-Barricada) - solo de batería de Manu Reyes mediante - hizo lo propio en “Arrepentido”. Los experimentos, en casa y con gaseosa… Tras este sorprendente paso por “Paradysso”, los Sôber tocaron “La nube” y “El hombre de hielo” de “Reddo”. Siguiendo el orden cronológico de su trayectoria aquí acaba la primera etapa de Sôber por lo que abandonan el escenario para dar paso a sus proyectos paralelos.

Suben al escenario Jorge Escobedo y Antonio Bernardini a las guitarras, Jesús Pulido (ejerciendo de bajista para los temas de Skizoo y Savia), Manu Reyes a la batería y el carismático Morti a las voces. Del repertorio de la añorada banda escogieron “Renuncia al sol”, “Habrá que olvidar”, “Incerteza”, “Algún día” (una de las canciones más bonitas que ha parido el rock español) y “Dame aire”. También hicieron aparición en el escenario José Hurtado e Iván Ramírez, bajista y batería respectivamente en la última etapa de Skizoo.

En este desfile interminable de músicos por el escenario de La Riviera ahora le tocaba el turno a Savia por lo que Carlos Escobedo volvía a coger el micrófono –y cambiaba el bajo por la guitarra – mientras que abandonaban el mismo su hermano Jorge y Morti para levantar al respetable con “Insensible”, uno de los temas más recordados de la banda y que dio título a su primer álbum. Después hizo su entrada en escena Fernando Lamoneda para tocar la guitarra en “Agua para tu sed” y más tarde Manu Carrasco para hacer lo propio en “Inmortal”. Para los dos últimos temas del repertorio de Savia, pertenecientes a “Fragile”, Manu Reyes dejó su puesto a la batería a José Antonio Pereira. Un visiblemente emocionado Carlos Escobedo ante el paso por el escenario de antiguos compañeros de banda hizo un breve impasse antes de que llegara el momento de recuperar a Sôber y esas canciones pertenecientes a la última etapa de la banda tras su reunificación en 2010.

La balada “Naúfrago” fue interpretada a trío de voces por Carlos, Morti y Jesús Pulido. El cantante de Skizoo –actualmente líder de Inmune- abandonó de nuevo las tablas junto a Pulido para dejar que la formación actual de Sôber interpretara “Sombras” – la canción con la que anunciaron su regreso – y “Araña”, perteneciente ésta a “Superbia”. Y en este punto llegó el momento más emotivo de la noche, el recuerdo a los que ya no están entre nosotros: Alberto Madrid - batería de los Sôber más exitosos y de los primeros Savia, muerto en un trágico accidente de moto en 2006 – y Big Simon – productor de Savia, Skizoo, Stravaganzza, Saratoga y Mago de Oz entre otros, fallecido también en 2006, en este caso debido a un cáncer de páncreas -. Con una proyección en la pantalla de ambos tocando “La prisión del placer” y sobre el sonido original de sus instrumentos, los hermanos Escobedo y Bernardini interpretaron este clásico de la banda más emotivo que nunca. Una nueva colaboración se avecina cuando Jorge Salán aparece con su guitarra para dar un toque blusero a “Tic Tac”. Tras este tema caen “Blancanieve” y “Encadenado” que dan paso al cierre épico de la noche. Carlitos –guitarrista de Mago de Oz- sube al escenario junto a Morti y Jesús Pulido de nuevo para tocar “Y serás canción”, la canción homenaje a Big Simón que en su día grabaron los principales artistas que colaboraron con él a lo largo de su vida.


3 horas del mejor metal melódico que cierran esta gira tan especial para los madrileños que próximamente empezarán a pensar en la grabación de la continuación de “Letargo”.

 

SAVIA

Con Fernado Lamoneda

Con Jesús Pulido

José Antonio Pereira

SKIZOO

Con Manu Carrasco

Con José Hurtado

SÓBER

Con Carlitos

Con Kutxi Romero

Madrid 2012

Valladolid 2011

Canterac 2003
Mambo 2004
Entrevista 2004

 

 

 

valladolidwebmusical/cylcultural****crónicas