7ª VERBENA REPUBLICANA DE VALLADOLID:

DE LA NECESIDAD VIRTUD

Plaza Andrés Laorden, 11 de septiembre de 2015. Valladolid

Txt. Maguil
Fotos: Chusmi10


Vaya,  no era buena noticia la recibida hace meses desde el rectorado de la Universidad de Valladolid. Negaba las instalaciones de Ruíz Hernández para la ya tradicional Verbena Republicana, organizada por el Ateneo Republicano de Valladolid con enorme éxito de público desde hace siete años.

¿Se debería hacer? ¿Cómo? ¿Se debería protestar con energía por la negativa de una institución pública dedicada a la educación de los ciudadanos? ¿Dónde celebrarla? ¿Con qué recursos?...Preguntas. Pasaban los meses y se iban dando algunas respuestas parciales. Los miembros más activos del Ateneo en estos temas vieron que al lado de las instalaciones deportivas se encuentra una de las plazas más recogidas y tranquilas de Valladolid. Vuelta a las preguntas: ¿Cabrá un escenario? ¿Podría ser un camión-escenario? ¿Habrá que pagar seguro? ¿Toma de luz? La respuesta fue: adelante con los faroles y las farolas. Y nos plantamos en los finales del verano con los asuntos resueltos,  programación, cartel…

Llegó el día 11 de septiembre, madrugón para esperar a los proveedores de bebidas, montaje de escenario, pruebas de sonido…y aquello se fue poblando de los habituales a la verbena, más sus amigos, sus conocidos, el público que paseaba por la zona y se acercaba...quedándose la mayoría de ellos… EXITAZO!! ¿Cuatrocientas personas? ¿Quinientas? Quise contarlas pero solo alcancé a hacer una foto con el gentío.

El programa, confeccionado para la ocasión, comenzaba un poco más tarde que otros años. A las ocho de la tarde se producían las primeras palabras de organizaciones y plataformas sociales, habituales invitadas por el Ateneo para abrir esta tarde festiva y cívica. Reivindicación de libertad, de libertades..algunas de ellas muy maltratadas desde el “aznarato”. A continuación se presentó el disco “20 años de éxitos” dedicado al infausto exalcalde de Valladolid. Del cual, lo mejor que podemos decir, es que no tiene ni puta idea de qué va esto de la vida y la libertad. Mejor olvidarse de él, no perdonar, claro, nos ha hecho perder una generación entera de jóvenes, por ejemplo. Desfilan por el cd muchos grupos y temas que ha sido “éxito” en la oposición a un estilo despótico y nada ilustrado de gobierno de la ciudad.

Con puntualidad británica - ¿les habré contagiado?-  a las nueve subió al escenario el cantautor Guille Jové…buenas letras sobre temas sociales y acompañamiento con instrumentos clásicos. Una propuesta muy original que me gustaría ver en interior y con mayor intensidad ambiental. A ver si se me logra.

Cuarenta y cinco minutos de actuación que dieron paso al discurso del Presidente del Ateneo, en el que hace balance de los escollos encontrados en el camino desde el último año..y de los logros, que son muchos: actos, conferencias, conciertos, manifestaciones, reivindicación del civismo republicano. Necesario en estos días.

El programa había dejado un espacio un poco mayor que en otras ocasiones a la actuación de la banda vallisoletana CAÑONEROS. Tienen un repertorio de temas de los ochenta y noventa, pero NO se trata de una banda “tributo”…los temas, de entrada, son los himnos de la época…algunos la vivimos con mucha intensidad, y los más jóvenes aprecian la contundencia de muchas ideas musicales de los grupos del momento, casi todos los que pusieron su grano de arena musical para mejorar el panorama creativo español: desde Radio Futura a Dinarama pasando por Parálisis Permanente, Rosendo, Tequila…tantos!!Con el añadido de los invitados estelares…Dani La Linga y Chuchi Puebla…que se repita!!!

Se trata de auténticas recreaciones, no versiones. Ejecutadas con maestría por una de las bandas de la impresionante escena musical de Valladolid…escena labrada con esfuerzo por varias generaciones de ciudadanos y músicos locales. Unos “crack” sin duda. Un honor tenerles como amigos.


El final de fiesta, ya metidos en nueva jornada, a las 24.15 horas del día 12 de octubre, corrió a cargo de la banda Monóxido, rock soviético-rural (¿)…espartanos: guitarra-bajo-batería, con una pegada musical fuerte, básica y - sin pecar de “subjetividad”- muy elemental en planteamientos musicales y comunicativos. Hay que seguir su desarrollo, seguro que hay ocasiones a tenor de los fans con los que contaron en esta ocasión.


El acto, como rezaba en los papeles municipales, debía acabar a las 2 horas del 12 de septiembre…y así fue. Quedaba recoger todo aquel sarao…algunos se apuntaron.

Conclusión: el rectorado de la Universidad de Valladolid ha metido la pata. El acto se ha hecho a escasos cincuenta metros de los anteriores, el civismo ha sido ejemplar –como siempre- y ellos no van a poder defender la idea de que la universidad es un espacio privilegiado de tolerancia y debate social, cultural y político.

¿Quién teme al republicanismo? Se lo han de hacer mirar.

Toca esperar a la octava edición…algunas ideas ya hay al respecto…y es que es una convocatoria en la que apetece estar a muchos artistas locales y también de fuera de Valladolid.

 

valladolidwebmusical/cylcultural****crónicas