THE WIDOWBIRDS

El Gran Café. 29 de octubre de 2015. León

Texto y fotos: Flucho Wop

La cosa es bien sencilla; los chicos de Rockpills en combinación con el Gran Café es sinónimo de rock en estado puro y mucha calidad.

Esta vez, tercera ya, era el turno (muchísimas gracias a quien corresponde) del grupo australiano The Widowbirds. La banda liderada por esa voz con mayúsculas, (no dejéis de ver en la red un video versionando “Ramble on” en un programa de la televisión australiana, yo también me siento un poco Seal) Simon Meli, está cerca de recibir una llave de nuestra sala de conciertos por excelencia en León y siguen acudiendo a la cita con cada gira europea y presentación de nuevo disco.


El pasado jueves 29 de Octubre comenzaban su concierto en el Gran Café para presentar las canciones de su última referencia “Black Into The Blue” y algunos temas de sus dos anteriores discos.

Como siempre Simon Meli voz y guitarra, acompañado de Tony Kvesic guitarra, Shane O'Neill batería y Bobby Poulton (el nuevo) al bajo y coros. No mucho público asistente y sí ganas de disfrutar de esta banda que sigue agradando concierto tras concierto.

Canciones potentes como "Suffers me gladly” o  “Making It up as we go along” con largos punteos y una base rítmica demoledora y momentos para lucimiento de Simon como el medio tiempo “Black into the blue” junto a los “Battle cry”, “Calm before the storm”, “My time” o “Lead myself astray” hasta completar un set de veinte joyas.

La versión del “Hard to handle” de Otis Redding pero a la manera de la que hicieran The Black Crowes es un claro ejemplo del Rock & Soul que practican y así lo pudimos ver también en otras versiones como “Fooled around and fell in love” de Elvin Bishop (1975); y además nos regalaron el “Ramble on” (Page/Plant), versión que personalmente me encanta.


.

Muy destacable un popurrí de casi diez minutos usando el “Dust and stone” de su primer trabajo (Shenandoah, 2011) entrelazado con “I put a spell on you” (Screamin’ Jay) y  “How many more times” de los Zeppelin.

Para cerrar el show de manera brillante una versión de Buddy Miles, “Them changes” que arrancó multitud de aplausos y silbidos y con Shane con su caja tocando entre el público.


Un excepcional paseo por el rock de los 70’s de la mano de una gran voz y la energía necesaria para manofacturar un muy buen directo. No me canso de verlos. Si te gustan en estudio, en vivo son la caña.

 

valladolidwebmusical/cylcultural****crónicas