Zahara

Salamanca 20/11/15. Sala Potemkim

Daniel Hernández Martín
Sandra Ruibal Puertas

Sala Potemkin, viernes noche en Salamanca, todos estábamos esperando en la cola que recorría toda la calle abajo, una auténtica horda de fans expectantes a que Santa Zahara hiciera acto de presencia, como siempre puntual y tan mágica ella en su halo de misticismo que arrastra este último disco.

A su lado estaban el gran Miguel de Lucas al bajo, anterior bajista de The Sunday Drivers, Victor Cabezuelo, Martí Perarnau componente de Mucho a la guitarra eléctrica y los teclados y Ramiro Nieto a la batería forman el ejercito celestial de nuestra jienense favorita.

Algunos temas del pasado nos acompañaron para abrir boca en la noche salmantina como “El Universo”, “Leñador y la mujer América” siguiendo con un mágico “Rey de Reyes” del último disco.

La cosa se iba caldeando y las nuevas canciones iban apareciendo, como “Interior Noche” dejándonos impactados a todos los presentes. Todo un torrente de energía que en parte me dejó frio, a pesar de empastar a la perfección, temas tales como “Caída Libre” o “Hágase tu voluntad” no llegan a enganchar con la emoción de sus dos anteriores trabajos tanto en su línea azucarada y happy de “La fabulosa historia…” y el LP agrio y profundo “La pareja tóxica” que consiguió destilar esa melancolía que nos engancha.

A excepción de “El Frio”, una canción que arrastra ese poso de su anterior trabajo y  para nada nos dejó fríos, nos contagió otra vez de su magia particular.

En resumidas cuentas, el concierto estuvo demasiado basado en la presentación de su último trabajo, que en mi opinión no es lo mejor que ha hecho, quizá peca de grandilocuencia y demasiada electrónica, aunque bien hecha, y echo en falta la sensibilidad de tiempos pasados.  A pesar de todo, la energía llenó el escenario y salvó el tipo.

valladolidwebmusical/cylcultural****crónicas