FILM SYMPHONY ORCHESTRA

AUDITORIO MIGUEL DELIBES DE VALLADOLID. 11 de diciembre de 2016.

Texto: Daniel G. Lagunar
Fotos: Israel Fernández 2015


La Film Symphony Orchestra es la primera orquesta sinfónica de Europa especializada en girar interpretando bandas sonoras de cine, tratando de acercar a través del séptimo arte la música sinfónica al público.

Desde el momento en que llegamos al Auditorio Miguel Delibes se podía disfrutar de un ambiente especial gracias al photocall que nos tenían preparado, pudiendo posar junto a cosplayers que emulaban a los protagonistas de Batman o La Guerra de las Galaxias. Todo un acierto.

Una vez en el recinto y con la orquesta ya ubicada entró en escena Constantino Martínez-Orts destacado compositor, director de orquesta, divulgador musical y profesor del prestigioso Berklee College of Music ataviado especialmente para la ocasión con reminiscencias a Matrix.

La primera parte del concierto se inició con la interpretación de los títulos principales de Silverado, la tensión producida por Herrmann en el score de Psicosis y con la música del drama italiano Cinema Paradiso con la que se pudo ver como algunos asistentes entrelazaron sus manos e incluso disimularon alguna lágrima.


La conocida Marcha de La Gran Evasión fue el siguiente tema que pudo oírse en el auditorio y sirvió como preludio del punto más álgido de la noche, La última diligencia de Red Rock perteneciente a The Hateful Eight de Tarantino. La partitura de Enio Morricone  por la que ganó el Oscar en 2016 nos presenta ocho minutos de tensión perfectamente interpretados que conmovieron y emocionaron de manera soberana. Con una melodía iniciada por los fagots, contrafagots y tubas como hilo conductor  y destacando el uso de la percusión nos invitaron a un viaje que explota hacia el final en nuestras manos para devolvernos al mismo lugar en el que lo comenzamos.

¿El final? Sherlock Holmes: Un juego de sombras de Hans Zimmer y las suites de Star Trek Into Darkness y la animada Gremlins de Goldsmith nos acercaron a un mundo de ciencia ficción y nos recordaron a los pequeños animalillos cerrando la primera parte del set.



La segunda parte comenzó con uno de los juegos que nos propone la FSO en este tour, en el que tocan diez famosos temas en 100 segundos retando a los asistentes a averiguar cuáles son para participar a través de su APP y que por supuesto no vamos a desvelar.

Tras el concurso sonaron El Yunque de Crom de Conan El Bárbaro y la archiconocida Remembrances de La Lista de Schindler. Manuel Serrano Lledó, primer violín, comenzó  prácticamente en solitario la melodía, luciéndose y trasportándonos a los bellos y tristes pasajes de la película de Spielberg.

Los temas se sucedían y así sonaron los títulos principales de Chicken Run: Evasión en la Granja, pero antes el piano iniciaba la Suite de Chocolat presentándonos una paleta de colores distinta dentro del conjunto con intervenciones importantes de los contrabajos, el acordeón o la guitarra eléctrica.

Tras estas llegó el momento de aumentar la heroicidad en la noche interpretando la oscarizada y brillante partitura de Star Wars VII: El despertar de la fuerza en su fracción denominada Los Pasos del Jedi y Finale  con los trombones y trompetas adquiriendo un protagonismo decisivo a la hora de ejecutar la canción.

Con una orquestación más sutil y acercándonos al mundo mágico de Hogwarts fue el turno de Harry Potter y la Piedra Filosofal haciendo las delicias de los más jóvenes y que hicieron esforzarse tanto al pianista Bautista Cármena como a los distintos violinistas de la banda.

Como colofón del repertorio pactado pudimos disfrutar de los contrastes de los últimos temas. Supieron remarcar la oscuridad, emoción e intensidades de The Dark Knight y después con la impactante Marcha del Capitán América la sección rítmica demostró su fuerza elevando aún más si cabe el listón de la noche 


Salió del escenario el director pero la ovación de los espectadores obligó a su regreso para darnos una de las sorpresas del espectáculo. Comenzaron a escucharse las armonías de la cabecera de la serie Game of Thrones y la sonrisa no podía quitarse de las caras de los asistentes.  Para finalizar la Marcha Imperial y los títulos principales y siempre efectivos de la saga Star Wars, con sorpresa lumínica incluida, que nos invita a elucubrar lo que nos espera en su próximo proyecto llamado La Música de las Galaxias que esperamos repita a partir de abril en nuestra ciudad en su próxima gira. Fue un gran broche de oro para la noche ¡Les esperamos de nuevo!

ENLACES DE INTERÉS
www.filmsymphony.es
www.constantinomartinez.com

 

 

 

valladolidwebmusical/cylcultural****crónicas