LA MARAVILLOSA ORQUESTA DEL ALCOHOL (LA M.O.D.A.)

7 de septiembre. Plaza Mayor de Valladolid

Fiestas de la Virgen de San Lorenzo 2016. Día 7 de septiembre 23:00h de la noche en la Plaza Mayor de Valladolid. Arrancaba con garra el grupo que está revolucionando los escenarios de toda España, una mezcla genial de folk, blues y rock en castellano llevada a buen puerto por siete músicos de alta gama, con corazón, energía y ganas, con ustedes La M.O.D.A.
Guitarra, saxo, acordeón, bajo, teclado y batería conformaban la amalgama de instrumentos folk que hacen de La M.O.D.A. una banda peculiar dentro de la escena rock. Rigurosa camiseta de tirantes blanca que incluye su uniforme de batalla y las evidentes ganas de montar una buena fiesta.

Entre sus temas más conocidos que tocaron aquella noche ya se encuentran “Miles Davis”, “Amaneceres” o "PRMVR", y no nos podía faltar tampoco temas del anterior disco “¿Quién nos va a salvar?”, “Amoxicilina” o “Suelo Gris”.

Los siete componentes del grupo gozan de personalidad propia y a la vez funcionan como conjunto. Desde luego, tablas no les faltan. Y quizá sea impresión mía, pero la humildad, las ganas y el sacrificio hacen que sea realmente sencillo conectar con su música (aun siendo por momentos un folk oscuro y deprimente en la línea de Cash). No había escuchado antes una propuesta así en castellano, y todo me encaja cuando son estos burgaleses los que lo hacen.

Entre las versiones nos deleitaron con con un “It´s a long way to the top” de los ACDC donde se vieron las actitudes más rockeras de la banda burgalesa y cómo no, para mí una de las mejores versiones que se han hecho del gran Silvio Rodriguez, “Ojalá” interpretada con tal sencillez y verdad que sobrecoge.

Para terminar y a petición de las gentes de Valladolid no podían faltar "Gasoline" y "Los hijos de Johnny Cash". Una verdadera explosión de energía, gusto, buen hacer y humildad que hizo el disfrute de pequeños y grandes en una noche de fiesta donde disfrutamos de su arte y elegancia. Estos chicos prometen y estaremos con ellos para verlo.
  Crónica: Daniel Hernández
Fotos: David Izquierdo
   

INICIO

CRÓNICAS