MIERCOLES

Como cada año según se acercaba el final del mes de abril, se iba acercando la nueva edición del festival Viñarock, y con ello el las infinitas visitas a la previsión meteorológica y esas kilométricas listas de la compra en las que no pueden faltar las ganas de disfrutar de la música en vivo.
La edición de este año estaba salpicada por la polémica gestión del precio de las entradas, encarecida notablemente con mayor celeridad que en otras ediciones, aunque eso no impidió la multitudinaria asistencia de miles de personas y es que en cuestión de horas el camping absorbía a cuanto abarcaba la vista.
En este año la fiesta de bienvenida corría a cardo de Yeska, El Niño de la Hipoteca, Miyayo Rif, El Tío La Careta y Atupa a partir de las 21h. Pese a que dicha fiesta no tenia nombres tan internacionales como el año anterior es de agradecer que los conciertos de bienvenida fueran totalmente gratuitos

JUEVES

Arrancaba el día 28 de abril, y con él, las tradicionales colas por conseguir las pulseras para entrar al recinto, quizás fue impresión personal pero bajo mi punto de vista eran colas más breves que en ediciones anteriores. Lo que por desgracia fue tónica general en los tres días de festival, fueron los tiempos de espera para pasar el control de seguridad de la entrada, aunque como decimos todos los años, entendemos que es un contratiempo necesario para prevenir incidentes. Con la pulsera anudada en la muñeca y una vez pasados los puntos previos para entrar al recinto, nos disponíamos a ver a The Zaraballos banda local que debutaba en el festival, los manchegos ofrecieron 50 minutos de su particular rock sureño salpicado de stoner. Con solo un disco de estudio "Earth Goes Slow Down" calentaron el ambiente con temas como "Mountain man" o "Let´s go the party".

Tomaron el testigo los andaluces Gritando en silencio en el escenario Giró Gin, las tempranas horas de la tarde y el sol que predominaba no se lo pusieron fácil a los sevillanos, lo cuales tiraron de carácter y no defraudaron a su cada vez más numerosa fila de seguidores. En esta ocasión a parte de hacer recorrido por sus dos discos anteriores aprovecharon para presentar temas de su nuevo disco "la edad de mierda". A lo largo de su actuación, contaron con la colaboración Dani (Carroña-voz) rapeando en el tema “A Las Armas”, el cual presentaron con las siguientes palabras: “Por nuestros abuelos, por todo lo que han luchado”. Particularmente me encantó cuando llego el momento de oír "Vértigo" y como con ella, la banda pone  patas arriba a los presentes.

Llegaba el momento de los alicantinos Fuckop Family y su particular “pachanga metal” como ellos mismos dijeron desde el escenario. Aunque al inicio el público se mostró expectante, no tardaron en hacerse visibles los pogos, que canción se iban haciendo más enérgicos. Con temas como “Exotic Combination”, “Naces, creces, te jodes y mueres”, “Tengo futbol” nos sumergimos en las primeras filas y tal fue la entrega del público que a un compañero festivalero le costó una costilla rota en un pogo. Presentaron su nuevo single “Postureo” así como temas de su primer disco “La cultura del odio”. Una alegría verlos de nuevo en activo por el festival.
Continuamos la hornada con Dakidarria, los cuales tienen recién publicado un CD+DVD, perfecto ejemplo de su directo "De Cuncas e De Mar", donde contaron con la colaboración de Julio de La Raíz, Márquez de Ítaca Band, Juankar de Boikot, Zoo e Iñaki de TNT. Contando con más de 10 años en la carretera, los gallegos han sabido explotar su potencial con sus ritmos pegadizos a base de Ska, Punk y Reggae. Fueron poco afortunados a la hora de abrir su actuación, problemas técnicos que retrasaron su actuación unos 20 minutos, lo que se tradujo en que el resto de bandas que  tocaban ese día en los escenario Negrita, Giró y Control también retrasaran su actuación unos 20 minutos. Cuando todo estuvo operativo disfrutamos de temas como “A Memoria”, “Mocidade Activa”, “Despertar” y “Mierda de Ciudad” (Kortatu).
Corriendo de nuevo al escenario The Cavern Cero a la Izquierda, los navarros finalizaban con el presente concierto su gira "No ha dejado de llover", llama la atención que para su juventud, se desenvuelven con soltura y seguridad ante la situación de tocar en un festival de primera fila nacional. Su estilo sumergido en el rock urbano ofrece riffs contundentes, en definitiva rock directo a los oídos a través de temas como  "Latitudes" y "Camino"
Los siguientes fueron los alaveses Kaotiko y su recién publicado "Sindicato del crimen", de un tiempo a esta parte se han convertido en banda indiscutible para el festival. Como es habitual pudimos ver a Jhony como frontman cercano al público, sin parar de trasmitir energía y movimiento. Con solo un acorde tenían al público entregadísimo y temas como "Caroline",  "Rico deprimido", "Falso mundo" o "Adrenalina" encendieron la mecha de los pogos.

Más tarde llegó  el momento de la memoria con una de las bandas con más tradición de nuestro rock nacional Barón Rojo, sorprende su forma como banda y la fuerza que trasmiten disparando al público himno tras himno como "hijos de Caín", "Resistiré", "Cuerdas de acero" o "Larga vida al rock and roll". Pese al salto generacional que existe entre el momento de composición de sus temas y el momento actual...la conexión con nuestra realidad cotidiana  sigue siendo tan íntima, que es capaz de poner los pelos de punta.

Llegaba el momento del mestizaje sonoro a cargo de los valencianos Vadebo, dentro de su coctelera hay espacio para el ska, el rap, el rock y el punk, todo ello encumbrado por letras de contenido social. Contaron con la colaboración del rapero Charly Efe en “Bailan”. Se iban sucediendo temas como "Viure" o su homónimo "Va de Vo" con el que el público colaboró de forma notable.

Después del baile infinito que nos marcamos con "Vadebo" fuimos derechos ver a La Fuga. He de reconocer que tenía cierta incertidumbre con respecto a la nueva formación, después de 50 minutos de concierto la sensación fue grata. Una banda algo más cercana al rock de sus inicios con un cantante de voz ligeramente rasgada. En su repertorio prestaron atención a temas clásicos en su discografía arranando con "En vela" y siguieron con "Lunes de olvido", "Trampas al sol", "Majareta" o "Jaleo" entre otras. Sentí una banda cercana, especialmente con Nando (Guitarra) rompiendo la postura y acercándose continuamente al borde del escenario.

Después de un descanso breve para cenar y coger fuerzas se hacía presente el tramo euskaldun de la noche, empezando con Gatibu. Difícil no despegar los pies del suelo de la mano de estos Vizcaínos, siendo esta la segunda vez que están presentes en el festival, en apenas minutos se metieron al público en el bolsillo con temas como "Libre naiz", "Euritan dantza", "Zoro moduan" y "Gabak zerueri begire". Como no podía ser de otra manera, Alex Sardui (Voz) atrapaba con sus movimientos la atención de los presentes, desde aquí recomendamos el asistir a su directo a todo aquel que tenga oportunidad.

La siguiente actuación bajo mi humilde opinión fue la más impresionante de la noche y es que hablar de Berri Txarrak es hablar de calidad, autenticidad y personalidad. El término boquiabierto se quedaría corto para describir como viví ese concierto, y es que Gorka Urbizu y los suyos imprimen un directo único. El Set list fue de lo más variado, dedicando atención a clásicos como "Oreka", "Jaio.Musika.Hil","Ikasten" o "Payola", y también defendiendo temas de su último disco "Denbora da polígrafo bakarra" como por ejemplo "Lemak ainguruak" o "Bigarren Itzala". A lo largo del concierto David (bajo) literalmente no paró sobre el escenario contagiando al público de esa vitalidad. Por último destacar el momento final en el que Gorka Urbizu agradecía la asistencia y reconocía el esfuerzo de todas aquellas bandas que crean nueva música.
La jornada iba tornando a su fin, llegaba el momento de Trashtucada, la experiencia de otras ediciones nos dice que el directo de los de Chiclana obliga atarse bien las zapatillas y no dejar de bailar, esta ocasión no fue una excepción. Al grito de: "Buenas noches Viñarock, Vamos a dar mucha guerra!" Se apropiaron del escenario Negrita mediante temas como "Nada nos puede parar", "En la calle" o "Mi destino". El zenit del concierto sin duda alguna fue la interpretación de "De festi? vale”. Tanto Eli como Juanmi (cantantes) se hicieron una kilometrada sobre el escenario contagiando sus ganas y el espíritu de la "Distorsión Party" a todos los presentes.
Le tocaba el turno a los Albaceteños Angelus Apatrida, en esta ocasión jugaban en casa y la verdad es que esperaba una afluencia mayor de público aunque, bien es cierto que Trashtucada aglutinó en ese momento la mayor parte de de viñarockeros. Desde luego demostraron que son la bandera del Trash Metal nacional, haciendo de la calidad y técnica musical su seña de identidad. Mediante temas como “Blast Off”, “Vomitive” u “Of Men and Tyrants” dejaron boquiabierto al público.

Como colofón final del día, al menos para un servidor, los vallecanos Boikot clavaron la bandera en el escenario Gin Giró para que terminásemos de quemar el último cartucho de jornada.

En esta ocasión contaron al trombón con Marcos Úbeda (Zoo), a la trompeta Juan Ribas (The Locos) y al acordeón Xavier Arakama, ambos en sustitución de Txikitín, habitual en la formación.

Comenzaron con "Naita Na", y con "Inés" hicieron referencia al drama actual de los refugiados Sirios. A lo largo de la actuación se dejaba notar que la colaboración del público con Boikot era estrechísima algo evidente en canciones como "Comandante Che Guevara" "Bajo el suelo" o "Miro alrededor". De todos es sabido que este grupo hace de la conciencia social una seña de identidad, como buena muestra de ello fue  su puño en alto por el pueblo de Ecuador.

El postre del jueves corrió a cargo de Vendetta, desde el escenario negrita nos hicieron quemar el último cartucho a ritmo de Ska con temas como “La parranda”, “Egunero”, “Botella de Ron”. Mediante un breve guiño a la banda sonora de “El padrino” pusieron cierre a la primera jornada.
 

VIERNES

Al día siguiente, según se acercaba la tarde del viernes, íbamos acercándonos al recinto para una nueva jornada maratoniana de música en vivo. Quienes darían el pistoletazo de salida sería No Konforme con su punk directo y crítico. Abrieron el concierto con "Stop desahucios", excelente complicidad y buen humor desprendieron Sergio Y Bauer jugando al gato y al ratón durante este tema. Contaron la colaboración de  "Kiko Moreno"(Trompeta en Salida Nula) en los temas como "Manifestación" o  "Morao".Para ser la primera vez que participaban en el festival, se mostraron enérgicos y resueltos.

Continuaríamos la tendencia del Punk-rock para el siguiente concierto, y es que la emotiva despedida de los escenarios de Envidia Kotxina... bien exigía nuestra presencia. Realizaron recorrido por sus temas más emblemáticos al grito de "Estamos cerrando las páginas de este Kotxino". Canciones como "historia en blanco y negro", "Gasolina y fuego", "Alimañas", "El país de Alicia", "Daños colaterales", se iban sucediendo sin descanso, en una actuación que sin duda para el grupo fue muy especial por el carácter definitivo de la misma. Cerraron con temas del recuerdo como "Lady Di" y "Ay! untamiento". En definitiva, fue un concierto que ningún fan de la banda hubiera debido perderse.
A su vez los Asturianos Desakato fueron los encargados de prender las tablas del escenario Control mediante su particular manera de entender el punk-rock.
Presentando su nuevo trabajo de estudio “La teoría del fuego”, abrieron el concierto con “Columnas de humo”. Fueron sucediéndose temas dentro de su haber como “Héroes” o “La ira de los hambrientos” con el que consiguieron movilizar a un público salpicado por la lluvia. Pepo (voz) se mantuvo eléctrico en todos los temas, viéndole precipitase sobre las primeras filas de incondicionales. No pudieron faltar piezas claves de su trayectoria como “La tormenta”, “Cuando salga el sol” o “Cada vez”.

A continuación llegaba el turno de Aspencat, los cuales mediante una salida espectacular comenzaron el concierto al grito de "Música desde las trincheras" y saludando al publico "Venimos desde el país de Valencia y la lluvia no nos va a parar". Presentando su ultimo disco "Tot és ara", los valencianos se mostraron dinámicos y equilibrados en especial Ivan (Voz) y Kiko Tur (Voz), entre los cuales había una tremenda compenetración. Con temas como “Mantindre El Foc”, “La Distancia”, “Sense Por” o “Quan Caminàvem” se ganaron a un publico entregado desde el inicio. De forma puntual coloreaban su actuación con mandolina y acordeón enriqueciendo en clave de folk su directo. Un ritmazo tremendo el que gastan estos chicos.

Después de calentar los pies con Aspencat, le tocaba el turno al orgullo de barrio de Los Porretas a los cuales se le ha llamado en infinidad de veces "Los Ramones españoles". Actitud sincera y directa, abriendo su actuación con "Hortaleza" y siguiendo con "Jodido futuro", "Si lo se me meo" o "Haciendo el ganso", personalmente me encanto que dieran protagonismo en el set lits a las canciones del disco "Baladas pa un sordo", mi favorito desde luego. Momento más emotivo cuando hicieron mención a su compañero fallecido "Rober",mediante el tema "Aun arde Madrid". Hubo espacio para temas como su emblemático "Marihuana" u otros temas de su reciente trabajo como "Jipis". Como es habitual, los de Hortaleza derrocharon simpatía con sus letras socarronas.

Saratoga, en esta ocasión con una formación que invita a la nostalgia de discos tan exitosos como "Agotaras" o el "Clan de la lucha", desde luego no defraudaron, Tete Novoa (Voz) afianzado como uno de los cantantes más estables de la formación derrochó energía escoltado por Jero Ramiro (Guitarra), Nico del Hierro (Bajo) y Dani Pérez (Batería). Ofrecieron temas tan fundamentales de su discografía como "A morir", "Vientos de guerra", "Las puertas del cielo" sin olvidar presentar cortes de su último trabajo de estudio como "Soy como el viento".

De manera simultánea a Saratoga coincidía también Boni nos dirigimos al escenario The cavern con curiosidad infinita para ver como defendía  su nuevo proyecto después de la disolución de Barricada. Lo que no se le puede negar es que ofreció una entrega total, sudando de cada pelo una gota y haciendo gala de una actitud y  presencia muy contundente. Todo un espectáculo que corrió a cargo de temas como “Pruébame”, “Siniestro”, “Cuchillas”, “Lluvia Torrencial”, “Incandescente” el cual da nombre a su último disco. Hubo espacio para hacer guiños a barricada mediante “Callejón Sin Salida”, “Aguardiente”, Bajo Control” o “A Toda Velocidad”.

Seguimos tirando de clásicos y seguidamente, fuimos a ver a Reincidentes otro de los pilares del rock nacional, presentando su último trabajo "Awkan" que significa "Rebelarse" en mapuche, con este doble CD + DVD hacen mención al espíritu y la lucha antimperialista de América latina. Sorprendió la distancia creada entre el público y la banda, la cual, no terminó de transmitir el entusiasmo que cabría esperar debido a su veteranía, cierto es que el clima tampoco estuvo de su parte. No cabe duda que el momento álgido de la noche fue el final del concierto cuando se sucedieron temas como "Vicio", "Ay! Dolores! o "La republicana"
A continuación llegaba el momento de uno de los combos más esperados del festival, La gran Pegatina, los cuales arrancaban gira ese mismo día,la cual, se prolongará a lo largo de los siguientes 5 meses. Se trata de una gira en la que van a contar con trece músicos: al violín Víctor Guadiana (ex Puchero del Hortelano), a la voz La Canija (D’Callaos) y Pipo Ti (Gregtown), en la sección de vientos se encuentran Tuli (ex Pereza y Leiva) y Marcos Crespo (Vetusta Morla y Dani Martín), a la guitarra Miki Florensa y el dj Thibault Chenard. Sin duda una apuesta ambiciosa que ofrece al espectador una amalgama de sonidos difícilmente comparable. Sin dejar de bailar, desgranaron temas en su haber discográfico como ”Y Se Fue”, “Heridas de Guerra”, “Una Mirada” o “Mari Carmen”. Y finalmente, todo terminó con una fiesta a base de confeti donde todos disfrutábamos por todo lo alto.

El siguiente turno era para Silenciados antiguos Silencio absoluto  quienes presentaban su trabajo "Cultura irracional". Buena actitud era la que desprendía Txinin(Voz), mostrándose activo, dinámico con el público coqueteando con el borde del escenario toda la actuación para mostrarse más cercano al respetable. Es necesario decir que su compañero Joselito(Bajo) no se quedaba atrás. “Ayer Me Vi”, “Oigo Campanas”, “Con El Humo Dibujando Calaveras” o “A Contracorriente” fueron algunos de los temas que interpretaron. Transmitieron simpatía y entrega a lo largo de todo el concierto.

Se abrían paso los italianos Talco, quienes a golpe de Punk-ska hicieron que los asistentes quemaran un cartucho importante de energía. Presentaban su último trabajo "Silent town". Disparaban sus temas sin descanso, haciendo gala de una excelente forma y compenetración sobre el escenario. Tanta velocidad que al final les sobraron 10 minutos de tiempo, hubiera sido de agradecer que lo hubieran utilizado para ofrecer un par de temas más, aun así es sabor que dejaron fue estupendo. Temas como "St. Pauli", "La mia Citta",“Il Tempo”, “El Sombra”, “Danza dell’Autunmo Rosa” o “La Torre”.
Skindred
A través de un guiño a la banda sonora de Pulp Fiction, Hamlet se abrió paso en el escenario Control con el tema “Limítate”, “Egoísmo” y “Dementes cobardes”. Haciendo gala de una puesta en escena muy enérgica, Molly y los suyos atraparon la atención del respetable. Demostraron la excelente forma en la que se encuentra la banda, centrando el set list en clásicos de su discografía como “Irracional”, “Antes y después” o “JF”. Gran actuación, en ocasiones empañada por la actitud ególatra de Molly (voz).
La noche iba terminando  y con ella una de las últimas bandas que veríamos en esta jornada fueron La Pulquería con su rock directo de importantes guiños al folklore cultural mexicano. Era la segunda ocasión en la que tomaban parte del Viñarock, como coincidencia a resaltar, en las dos ocasiones Gerard (Voz) tenía el brazo escayolado, hecho que sirvió de broma durante toda la actuación entre los integrantes del combo valenciano. Quizás les faltó algo de velocidad y rabia en los primeros temas que se me presentaban algo más desinflados que en los discos. Bajo mi punto de vista, según fueron pasando los minutos fueron acomodándose y ofrecieron un espectáculo más compatible con el que nos tienen acostumbrados  y como el que podemos ver en su DVD Eh Oh Chingón! Temas como "Gitano", "El día de los muertos", "Mil esqueletos al sol", "La huesuda" o "Shouflle d´amour" fueron buena muestra del concierto que ofrecieron, no sin olvidar su costumbre de ofrecer Tequila a sus incondicionales de las primeras filas.
El último concierto de la jornada corrió a cargo de Def con Dos, salpicados por la polémica en la que se ve inmerso su cantante "Cesar strawberry". Embarcados en su gira "Alzheimer pal Pueblo" que centra su set list en los discos "Alzheimer" y "Armas pal Pueblo", se mostraron compactos, rápidos e intensos. Paras los fans de siempre es todo un placer un concierto de estas características. Con la particularidad de contar con Alberto Marín a la guitarra, lo que fue todo un lujo. Canciones como “Sigo Siendo Heterosexual”, “Odio a los Mártires”, “El Coche No”, “A.M.V”, “La Culpa de Todo La Tiene Yoko Ono” fueron ejemplo de un broche perfecto para finalizar la noche del viernes.
 

SABADO

Llegaba la última jornada festivalera, sprint final antes de volver a la realidad del domingo y de nuevo tomar carretera. Dos fueron las caídas importantes del cartel del sábado, por un lado Kutxi Romero que debido a una faringitis se vio obligado a suspender los conciertos de su incipiente gira, por otro lado, Chambao fue la otra ausencia, en su lugar fueron El Kanka y El canijo de Jerez los llamados a tomar parte en esta edición de Viñarock.

El pistoletazo de salida de la tarde del sábado corría a cargo de Saurom quienes están en gira de presentación de su nuevo álbum “Sueños”, la cual, les ha llevado hasta E.E.U.U  y Latinoamérica. Son muchos los recursos de los que hace gala en directo esta banda, además del folk que impregna su música a través de flauta y violín, no escatiman en detalles visuales como bailes de cariocas, personajes con máscaras y dragón incluido. A través de temas como “Noche de Halloween”, “Músico de calle”, “La taberna” y en especial el momento álgido de “Circulo juglar” prendieron la mecha de lo que sería una larga jornada. Gran actitud para establecer conexión con el público la de José Antonio Gallardo (Bajo) y Miguel Ángel Franco (Voz).

In Mute
La siguiente banda del día fueron Los de Marras, quienes han hecho tradición, a través de otras ediciones, el tocar a hora temprana y bajo un sol que no perdona sino es bajo la sombra de la carpa. Aun así, nos ofrecieron su particular  “Guarrockanroll”, que como su nombre indica nos ofrece un rock de barrio, directo, con letras cercanas. Canciones como “Hierbagüena”, “Ruido”, “A tu vera”  o su clásico “Sexo en la calle” mitigaron el calor y rompieron el hielo entre la banda y el público, que acabo colaborando de forma estrecha durante la actuación.
on la tarde en plena ebullición fuimos a ver a A.N.I.M.A.L. (Acosados Nuestros Indios Murieron Al Luchar). El trio capitaneado por Alex González (guitarra y voz) no tuvo mucha fortuna durante la actuación ya que, uno tras otro, se fueron sucediendo problemas técnicos, primero con el bajo  y más tarde con la guitarra. Aunque los argentinos tiraron de actitud a la hora de defender su metal a caballo entre el Trash y el Groove metal, inevitablemente el concierto se vio empañado por dichos problemas técnicos.
El reloj no paraba y  los conciertos se iban sucediendo, los encargados de seguir fueron El Ultimo Ke Zierre, banda veterana en el cartel del Viñarock. Empezaron unos 10 minutos antes de lo esperado y desde el primer momento “Feo” (Voz) no paró de hacer saltar chispas entre la banda y el público, el cual estaba entregado cada vez que los de Castellón tiraban de clásicos como “Soldadito español” o “Camino de rosas”. Hubo también espació para presentar parte de su nuevo trabajo “Cuchillas” con el que se encuentran girando en la actualidad.
No faltaron dentro del set list temas como “Fiesta o duelo”, “A cara de Perro”, “Vuelta al infierno”, Cientos de diablos “o “Escupiré jodidos”.
El siguiente turno sobre las tablas era para los bilbaínos El Reno Renardo, quienes pusieron la nota de humor hilarante a la tarde. Desde el primer tema “Camino a Moría” la colaboración del público fue total y edición tras edición vemos como esta banda se muestra más resuelta sobre el escenario, sorprendiendo con cambios de instrumentos entre los componentes como en el caso de “Chicken es pollo”. Otros temas como “El bogavante” o “La navaja del trueno inmortal” no dejaron indiferente a nadie, incluido su recién publicado “Meriendacena medieval”.
Se despidieron con “Crecí en los ochenta” acompañados de confeti para aportar un toque glam-rockero.
La tarde se iba apagando y, a continuación serían Lendakaris Muertos los que al golpe de Punk se harían con el escenario, bueno, a decir verdad no solo con el escenario sino con buena parte del recinto, ya que Aitor Ibarretxe (Voz) no tiene límites cuando agarra el micrófono. Una tras otra y sin apenas respiro, iban descargando su set list ante pogos y miradas atónitas dirigidas al cantante, quien no tenía reparo de sumergirse entre la multitud que se agolpaba en las primeras filas. “Cómeme la franja de gaza”, “Violencia en acción”, “centro comercial “o “Pastel de costo” fueron claros ejemplo de lo que ofrecieron. En el tema “Besos gaztetxeros” escogió a dos chicos del púbico para que saltaran la valla y cantaran con él, previo beso en los “Morros” tal y como dice la canción.

Los siguientes en hacerse presentes sobre el escenario fueron los granadinos Hora Zulú, los cuales venían de un parón de más de dos años de duración, aun así demostraron una forma encomiable disparando uno por uno sus temas más emblemáticos como “Camarada”, “Que me mata” “Mi condena” o “Como tanto que perdí”. Contaron con la colaboración de Sho Hai (Violadores del verso) para el tema “Luego querrán”. No pudieron faltar los imprescindibles de su haber discográfico “Toma y obliga” y “Agua de mayo”. Desde mi punto de vista fue uno de los puntos fuertes del festival.

 

Maniática fueron los siguientes en subir a la palestra, celebrando su regreso a los escenarios, hicieron un repaso a sus más de 20 años de carrera. Su trabajo recién publicado “Directo a tu conciencia” también se hizo presente. Desde el escenario The Cavern fueron desgranando temas como “Venta segura”, “Tú sabrás”, “Lo que nos queda”. A lo largo de toda la actuación.

Uno de los conciertos más multitudinarios del festival fue sin duda el de La Raíz. En torno a las 200.000 personas se concentraron para ver a los valencianos presentar su último disco “Entre poetas y presos”, buena muestra de ello fueron temas como “La voz del pueblo”, “Llueve en semana santa” o “En el lado de los rebeldes”. Fue tremenda la conexión entre artista y público, durante esos minutos fueron los dueños indiscutibles del festival.

 

Siguiendo la tendencia fuimos a ver a La gossa sorda sumergidos en su segunda gira de despedida “L´ultima Volta”. Arrancaron el concierto con “Aire”, con el cual, atraparon a todos los asistentes. Más tarde contaron con la colaboración de Pablo (La Raíz) para interpretar el tema “Raíces”. Momento especialmente emotivo fue “La Nostra Sort”

Para nuestras cansadas piernas el último cartucho se quemaría con Narco, pese a quedar en el tintero bandas como Porco bravo u O´Funkillo. Los sevillanos abrieron actuación con “Satanízate” y no dejaron de prender fuego a través de temas como “Siempre enmarronao”, “Vizco” o “Son ellos”. Impresionante actitud, como siempre, la de Vikingo M.D (Voz). Fue imposible no entregar hasta el último aliento con “Tu Dios de madera”.

Otro año más, dábamos por finalizado el que puede ser el festival de rock más heterogéneo y fundamental de toda nuestra geografía, en él hay espacio también para el Rap y la música electrónica. Como en cada edición, aprovechamos la oportunidad para exprimir la experiencia Viñarock al máximo.

Desde  www.cylcultural.org nos gustaría agradecer la acreditación para cubrir el festival y el trato recibido a lo largo del mismo.

¡¡¡Hasta el año que viene Viñarock!!!

Txt: César Rodríguez
Fotos: David Izquierdo
   

INICIO

CRÓNICAS