Afónikos Perdidos + Ilegales.

Valladolindie

”Lava. Sala Blanca”. 21 de Octubre de 2016. Valladolid

Texto y fotos: chusmi10.com


Afónikos Perdidos.


 

“Señora, si no le gusta mi careto, cambie de canal”

La formación que abriría la cita con los asturianos Ilegales, no podía defraudar, tenia que estar a la altura y los elegidos en esta nueva jornada del Valladolindie fue la banda Riosecana Afónikos Perdidos. Cuatro tíos con mucha, mucha experiencia…. más de 21 años, con influencias de AC/DC, ZZ Top, Lynyrd Skinyrd o los Stones. Sonido poderoso y enérgico que no desentono nada de la banda que les precedió. Temas propios mezclados con versiones hechas con mucha solvencia y demostrando, que al fin y al cabo, el lugar que ocupa cada uno en la música, no deja de ser un bastante de suerte, suerte que, en la mayoría de las ocasiones te da la espalda y hace que tengas que pelear por intentar mantenerte, porque, por calidad, van más que sobrado. Medina de Rioseco puede estar orgullosa de esta banda integrada en la actualidda por Miguel, guitarra y voz, incombustible y eléctrico a lo largo de todo el show; Raúl Hernández a la batería y coros; Nacho Pizarro, guitarra y coros. y un serio, pero impecable y preciso Roge Arranz en el bajo.

Ilegales.

El Valladolindie, ese Festival que se organiza, ya, desde tiempos inmemoriales, y que pasa por ser uno de los mejores de los que se organiza en España y, eso es indiscutible, el más largo en duración, se puso su mejor traje para recibir a Ilegales. La formación Asturiana surgió, afortunadamente, en los primeros 80; y digo afortunadamente, porque, si surgieran en estos años donde impera el rock aséptico e higienizado, realizado por bandas, cuyos músicos podrían formar parte de muchas de las mesa navideña en cualquier casa, como Dios manda, de este País, y hablar de tú a tú a cualquiera de sus suegros sin temor a perder parte de su greñuda cabellera…simplemente no existirían. Su actitud, sus letras contundentes y esa visión nihilista del mundo, donde impera la violencia y la fatalidad, su crítica social junto a sus textos cínicos y provocativos, no son muy compatibles con los tiempos que vivimos, esos tiempos nuevos, tiempos salvajes que supieron ver con antelación “levántate y lucha/ esta es tu pelea/ levántate y lucha,/ no voy a luchar por ti” ; y es que muchos de sus textos podrían ser premonitorios, en estos tiempos de incertidumbre y de domeñamiento de la sociedad.

Jorge, guitarra y voz; Willy, bajo; Jaime, batería y Mike, teclados y guitarra; integran la nueva etapa de Ilegales, etapa donde nos presentan su nuevo trabajo “La Vida Es Fuego” (2015), después de su parón en 2011 y el descanso bajo el nombre de Jorge Ilegal y los Magníficos, breve receso que no fue especialmente brillante, que desemboca en esta nueva vuelta en Marzo de 2015. La sala presentaba una muy buena entrada, principalmente de maduros….y algunos (entre ellos yo mismo) muy maduros, que entonaron esas canciones, algunas ya, convertidas en himnos, “Problema sexual”, “Tiempos nuevos, tiempos salvajes”, “Soy un Macarra”, “Destruye”,  “Chicos pálidos”, o esa visión de futuro a años luz del surrealista brexitEuropa ha muerto”; “No hay muro en Berlín, ¡no!,/ no hay bancos en Suiza, ¡no!, ¡no!,/ no hay valses en Viena, ¡no!,/ no hay punkies en Londres, ¡no!, ¡no!,/ Europa ha muerto,…”. Willy reemplazo en Marzo de este año a Alejandro, su bajista hasta ese momento ante su repentino fallecimiento y al que dedicaron un entrañable recuerdo.

Afonikos Perdidos

Los Ilegales

 

 

 

valladolidwebmusical/cylcultural****crónicas