ALTER BRIDGE + LIVING COLOUR + LIKE A STORM
Sala Santana 27. Viernes 04/11/2016

Concierto en formato de supergira organizada por Route Resurrection la que nos ocupa en esta ocasión. Nos desplazamos hasta Bilbao para contaros la visita de los americanos Alter Bridge, superbanda liderada por Myles Kennedy y Mark Tremonti, y completada a la base rítmica por los también Creed Scott Phillips y Brian Marshall.

Al entrar en la sala sonaban los últimos acordes del rock alternativo con toques de metal moderno de Like a Storm. Puntualidad extrema y sólo veinte minutos tuvieron para calentar al personal, que aún seguía entrando poco a poco en la sala, hasta que esta se llenó, pues el sold out se anunció poco antes del evento.

Después fue el turno de Living Colour, una banda mítica y única en su hacer, formada unos componentes de color que son auténticos virtuosos con sus instrumentos, mención especial para su guitarrista Vermon Reid y la polivalencia y carisma de su vocalista Corey Glover. Pusieron sobre las tablas esa mezcla de estilos donde combinan funk, hard rock, hip-hop e incluso metal entre otros, disfrutando además del mejor sonido de la noche. Nos deleitaron con temas con un regusto tan clásico como actual, clásicos como Middle Man,  Desperate People, Type... para acabar con Cult Of Personality. El público acabó rendido ante tal exhibición como no podía ser de otra manera. Incomparables. Grandísima banda capaz de encabezar cualquier concierto.

Y llegó el plato fuerte de la noche: Alter Bridge. El cuarteto estadounidense salió ante una sala abarrotada para descargar un repertorio plagado de himnos y canciones brillantes.

Empezaron con la que abre su nuevo disco, Show Me A Leader, para seguir sin respiro con la potentísima Addicted To Pain, una de sus mejores en mi opinión. La gente lo dio todo desde el minuto uno, cantando cada uno de sus estribillos.

Se desenvolvieron muy bien en esa cercanía que dan los aforos medios, y el concierto tuvo momentos para todo. Presentaron los singles de "The Last Hero" (2016), como The Other Side o My Champion, ya asentados dento de su set, e hicieron un repaso a las canciones de sus otros cuatro trabajos, de manera que sonaron casi todas las imprescindibles: Open your Eyes, Slip To The Voice, Ghost Of Days Gone By, All Hope Is Gone, Blackbird...

Pudimos escuchar a Tremonti a la voz en Waters Rising y rescataron la magnífica Cry of the achilles. Esta banda tiene muchos trallazos comerciales que entran a la primera escucha, aunque como fue en este caso despliegan todo su potencial en otras canciones con una instrumentación más dilatada cercanas al rock duro o al heavy metal. Hay para todos los gustos. Quizá, por poner alguna pega, les falta algo más de conexión y complicidad entre ellos, o algo más de movimiento, ya que por momentos se encuentran demasiado inmersos en lo que tocan, eso sí, siempre impecables. Por otra parte, el sonido mejoraba o perdía matices según la parte de la sala en la que uno se situara, pero creo que era mejorable.

Sin duda uno de los momentos más destacados de la noche llegó cuando Myles se colgó la acústica e interpretó en solitario Watch Over You ante unos fans que le acompañaron en cada despliegue de su impresionante voz, sin duda una de las mejores de la escena internacional (la otra balada de la banda, In loving memory, no tuvo cabida en su repertorio).

Poco a poco el show fue tocando su fin. Reservaron más caña para el final y sonaron Blackbird y Metalingus. Abandonaron por un momento las tablas para despedir su hora y tres cuartos de actuación al unísono con una Santana 27 entregada a más no poder con Rise Today e Isolation.

Volvimos a casa con la satisfacción de ver en vivo a una de las mejores bandas de rock en la actualidad, muy solventes, y muy bien acompañados, en especial por los grandísimos Living Colour, y con ganas de volver a echarnos a la carretera para acudir a alguna de las próximas giras del Route, o al 'Resu' para así seguir contándoos eventos de primerísimo nivel. ¡Rock on!

  Crónica y fotos: David Izquierdo
   
INICIO CRÓNICAS