::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Gran noche de metal extremo la vivida el pasado sábado 30 de enero en la sala Porta Caeli con motivo del Pucela Brutal Fest, gracias a los locales Porfiria 666 y a los míticos Avulsed madrileños, y a un nutrido público que supo responder a la llamada del metal.

A las 20:45 salían a escena Porfiria 666 con su black metal cantado en castellano. Unos músicos con larga trayectoria a sus espaldas abrían la noche con la intro de su única obra hasta el momento; Opus Tenebricosus, ante un buen número de seguidores que ya se agolpaban en las primeras filas.

Atmósferas lúgubres propiciadas por la presencia de los componentes, maquillados al estilo corpsepaint como mandan los cánones, el juego de luces y el teclado de Tifon, que acompañaba a las voces tenebrosas de su cantante y guitarrista Amehc, al que le hacía los coros el guitarra solista Irdor. Al bajo se encontraba Okap y a la batería un formidable Inan.

Durante una hora desgranaron prácticamente su disco entero alternándolo con temas inéditos que formarán parte de su próximo trabajo Tiempo de invierno.  Sonaron temas como Ha-Shatan, Muerte Súbita o Mysticus Sophisma, con los que ya se pudo apreciar movimiento entre el público. Cerraron con un tema que trata sobre la película Hellraiser y que estaba dividido en dos partes, siendo la primera más punk-hardcore para volver a su estilo en la segunda.
Buena labor de sus componentes, a destacar la de su batería, aunque quizá pecaron de falta de comunicación con el auditorio, o quizá sea parte de su tétrica puesta en escena, el caso es que consiguieron hacer entrar en calor a la gente para lo que se nos venía encima.

SETLIST: Intro + Ha-Shatan, Marcado por las tinieblas, Valhalla, Tiempo de invierno, Muerte Súbita, Mysticus Sophisma, Anubis, Los que traen… (La Configuración del Dolor),…el Infierno (los Cenobitas).
:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::
Tras un breve cambio de cuarto de hora hacían aparición los esperados Avulsed ante unas 200 personas dispuestas a demostrar que la escena pucelana y de alrededores está bien viva. La última vez que nos visitaron fue hace 10 años, casi nada. Empezaba sonando la intro y el primer tema del Stabwound Orgasm, y ya desde los primeros compases se desató la locura entre el respetable, que sin pensárselo dos veces comenzaron con el mosh.
El grupo perfectamente acoplado como no puede ser de otra forma después de tantos años en esto, ya que en este 2016 celebrarán su 25 aniversario como banda; Dave Rotten a las voces, Juancar y Cabra a las guitarras, Tana al bajo y Arjan a la batería, que lleva girando con ellos menos de un mes pero ya está completamente adaptado. Todas las piezas bien encajadas y engrasadas para deleitarnos con un repaso a toda su carrera. Cayeron así temas como Breaking Hymens o uno de sus inicios como Carnivoracity.
La gente tirándose desde el escenario mientras un Dave Rotten pletórico les incitaba a ello, incluso alguna fémina se animó, con la consiguiente broma del cantante, que tampoco dudó a interpretar algún tema llevado en volandas. En todo momento estuvo muy comunicativo y comentó su asombro ante tan buen ambiente, ya que como según dijo “esperaban unas 30 personas”. Impresionante como es capaz de intercalar guturales y pig squeals mientras no para de hacer el molinillo con su cabeza al son de sus compañeros, que descargaban toda la brutalidad de sus instrumentos. Descarga que incluía las coreadas Powdered Flesh, Dead Flesh Awakened o Blessed by Gore.
Con Devourer of the Dead manifestaron sus influencias del death sueco de los 90, y la cosa no paraba con una sucesión de grandes éxitos que hacían las delicias de la comunidad metalera allí congregada. Entre tema y tema seguía la complicidad con los asistentes, a los que el grupo pedía que alzasen los cuernos al aire, cosa que hacían encantados mientras cogían aire para afrontar la siguiente acometida. Todos disfrutaban de la noche, tanto arriba como abajo del escenario, donde se sucedían los pogos y circle pits, dejándose llevar por la fuerza del gran directo que nos estaban ofreciendo los maestros del death patrio.
Continuaban con Nullo (The Pleasure of Self-Mutilation), tema que da nombre a su disco del 2009, mientras que Red Viscera Serology fue la única que interpretaron de su reciente Altar of Disembowelment, en un repertorio que revisó todos sus discos de estudio, experimentos aparte, desde 1994 hasta el pasado 2015.
Esto se iba acabando, con Sick Sick Sex y una intensa Horrified by Repulsion, seguida de Burnt But No Carbonized, poniendo el broche de orocon la aclamada Exorcismo Vaginal, la única cantada en castellano y con la que remataban esta magnífica velada tras unos 80 vibrantes minutos.
SETLIST: Intro + Stabwound Orgasm, Breaking Hymens, Carnivoracity, Powdered Flesh, Dead Flesh Awakened, Blessed by Gore, Devourer of the Dead, Nullo (The pleasure of self-Mutilation), Red Viscera Serology, Sick Sick Sex, Horrified By Repulsion, Burnt But No Carbonized, Exorcismo Vaginal.

Creo que era la tercera vez que venían por aquí, y esperemos que no sea la última ni haya que esperar otros 10 años para que vuelvan a poner una sala de Valladolid patas arriba, en este caso la Porta Caeli, que sonó de lujo. Al igual que esperemos que el Pucela Brutal Fest siente las bases para futuras ediciones en las que la palabra festival se refiera a un evento con algo más de dos bandas, que “no será porque no había gente flipando ahí abajo”, Dave Rotten dixit.

Así pues que se sepa, ¡que Pucela metalea!

 

Txt: Víctor Bachiller
Fotos: David Izquierdo

 

INICIO

 

CRÓNICAS