BOSCO EN VIVO

Casa de Juventud Aleste

Texto: Daniel G. Lagunar
Fotos: Bosco En Vivo

29 de abril: Dani Guantes y Morralla
6 de mayo: Javi Arroyo y los de Antes y Luz Negra
12 de mayo: Martin H. , Los Ojos de Cheshire y Natalia Fustes
20 de mayo: TNB y 4º Izquierda
26 de mayo: Rastid Koals y Ecos de la Hysteria
27 de mayo: Cheroot y Ana Ya No Besa
3 de junio: Margot y Malos Hábitos


DANI GUANTES y MORRALLA

29 de abril de 2016

Día complicado, la ciudad estaba plagada de eventos, Quique González en el LAVA, Sex Museum en el Teatro Zorrilla, Siniestro Total en Porta Caeli, Cristina Montes y Natalia Fustes en Herminio´s Jazz… así que hay que hacer encaje de bolillos para asistir a los conciertos que quieres ver y perderte los que ya has visto varias veces o los que crees que vas a poder ver en otra ocasión.

En esa tesitura decidí empezar acercándome a ver la primera velada del Festival Bosco En Vivo, organizado por la Casa de Juventud Aleste dentro de un marco de solidaridad y en el que se pretenden favorecer las propuestas culturales en los barrios de la ciudad.

El primero en salir a escena fue Daniel Guantes, joven cantautor burgalés con pasado vallisoletano que venía a presentar su CD “Motor de Sangre”. Ver a Daniel en solitario ya es una delicia, su música tiene pulso, sentimiento… pero junto al segundo guitarra y al violonchelista (que en ocasiones cambia por el cajón) de los que se hizo acompañar en esta noche, el espectáculo gana en matices derrochando delicadeza y sensibilidad por los cuatro costados.

Todo el que le ha visto sabe que calidad tiene y, que además lo demuestra. En la actualidad se encuentra enfrascado en una gira que le lleva por bastantes rincones del país y, si os pilla cerca, no dudéis en ir a verle. Es una apuesta segura.

Tras un pequeño descanso subieron al escenario Morralla, grupo de músicos experimentados y reconocidos en la ciudad, que con una propuesta variada trataron de sorprender al público.

En la primera parte del set mostraron su cara cercana al rock estatal en la que, impecables, desgranando parte de su CD “El Juego de la Necesidad” en el que destacó Jorge a la guitarra. Sin embargo, a mitad de concierto Jorge y Beni, intercambiaron sus puestos y la batería dejó paso al cajón. En ese momento se desmarcan de lo anterior y muestran sus influencias del swing y la rumba canallesca. La propuesta descoloca en cierta manera pero funcionó, consiguiendo uno de los momentos estelares y más animados de la noche.

Tras un bis de Morralla, concluyó el primer café-concierto del Festival Bosco en Vivo, con dos actuaciones de gran nivel y con la promesa de que en las próximas semanas se van a poder ir viendo nuevas propuestas dentro de su programación.

 

 

 

valladolidwebmusical/cylcultural****crónicas