LA UNIÓN.

Plaza mayor. 4 de septiembre de 2016. Valladolid

Texto: Laura Suárez
Fotos: José María GIUSEPPE

Las agujas del reloj del Ayuntamiento de Valladolid marcan las 22.30 y en el escenario Rafa Sánchez, de elegante traje azul, nos da la bienvenida.

"Todo aquello que has soñado puede hacerse realidad, vamos Valladolid!" Así comienza el concierto de esta agrupación de tren de largo recorrido, ya que desde que subieron al escenario allá por 1984 no se han bajado de él. 

Dentro de "HIP.GNOSIS" Gira 2016, nos presentan nuevas versiones de sus temas clásicos  y otros que lo acabarán siendo, con una energía diferente, como la vida misma todo se va transformando, todo fluye y "La Unión" no se queda atrás, adaptándose al panorama de la musical actual sin perder la esencia y vitalidad a la que ya nos tienen acostumbrados pero con esa esencia electrónica con la que ya nos sorprendieron con su 'Más y Más Remix' de 1988.

'La noche' es sólo para valientes, 'Falso amor', o 'Sobrevivir' abren el concierto. Y es que ese toque disco ochentero a lo Soft Cell es el que impregna el giro musical de esta banda: recordemos que Falso Amor es una versión de Tainted Love.

Rafa entrelaza cada canción con una pequeña intro, a modo de presentador, con un tono teatral que a veces puede hasta parecernos algo forzado. 'Celos', 'Sin amor', con cada tema va creando un feeling especial con el público, una historia. Nos habla de cosas cotidianas, del paso del tiempo: "los 50 son los nuevos 40", del amor: "tan sólo hace falta una milésima de segundo para saber si alguien te va a olvidar o no". Con 'Dónde estabas' nos cuenta cómo han cambiado las relaciones de pareja. Siguen 'Más y más', 'Volcán' y con cada tema nos sigue contado su punto de vista de la vida, del amor, todo como un guion perfectmente hilado.

Con gestos insinuantes incluidos (a pesar de que los años no perdonan) va subiendo la temperatura de la Plaza Mayor, y ya con 'Lobo hombre en París' tienen al público completamente en el bolsillo. Y es que La Unión se hace querer y esta noche ha dejado una huella difícil de olvidar. Aunque eso sí, la plaza se fue llenando poco a poco. Curiosos, nostálgicos, fans, son el público habitual en un concierto de acceso libre en fiestas.


Le acompaña su compañero de siempre, Luis Bolín y el guitarrista Mario Cea, que se marca un gran solo tras el tema "Carnaval". Y Fermin Villaescusa al teclado. Recordemos que Mario Martínez, el otro miembro original, lleva un tiempo fuera de los escenarios luchando contra una dura enfermedad.

Bajo los acordes de "Sildavia" se despiden... "Nadie dijo que la vida fuera fácil, por eso hay que fluir con ella, dejar que el amor guíe tus pasos, no tengas miedo, sé valiente!"....Rafa, mensaje recibido.

 

 

 

valladolidwebmusical/cylcultural****crónicas