Los Zigarros + Vurro

La Riviera (9-12-2016, Madrid)

Crónica: David González
Fotos: Cristina Cuadrado

 

Los Zigarros se encuentran cerrando el “A todo que sí tour” y la fecha elegida en Madrid fue el viernes 9 de diciembre. Se tiraron a la piscina eligiendo La Riviera, y les salió bien. La exquisita puntualidad británica hizo que, desgraciadamente, nos perdiéramos la actuación de Vurro, y es que este abulense enmascarado debe ser todo un espectáculo en directo. A buen seguro, el público madrugador disfrutó de la actuación de este auténtico hombre orquesta. Esperamos no desaprovechar la próxima ocasión que tengamos de presenciar su directo…

Y llegó el momento de Los Zigarros. Mi historia con este grupo valenciano es la de cómo vencer los prejuicios. Hace un par de años que sabía de su existencia pero tanto el nombre del grupo como la pose que veía en las fotos, de clones de imitadores de los Rolling Stone hacía que me diera “pereza” escucharlos… pero llegaron este verano a Palencia junto a Corizonas por las fiestas de San Antolín ¡y voilà! me convencieron. A partir de entonces me declaro fan de su música.

Entramos a la sala cuando iniciaban su descarga de rock & roll canalla con “Baila conmigo” y “A todo que sí”. “No obstante lo cuál” la banda liderada por los hermanos Tormo también da un respiro a su frenético set-list para tocar canciones más suaves o melancólicas como “Desde que ya no eres mía”, y es que se cascaron al completo los dos discos que han sacado al mercado. Tras “Voy hacia el mar” llegaba el momento para las colaboraciones en algunos de los temas más celebrados de la noche. Mauro se pone al mando del teclado para acompañar “¿Qué demonios hago yo aquí?” y Ángel Vera, bautizado por Ovidi como “el mejor armonicista del Mediterráneo”, derrochó virtuosismo en “Cayendo por el agujero”. Secundados magníficamente por el bajista Nacho Tamarit y Adrián Ribes a la batería, los dos líderes de la banda, Ovidi (voz y guitarra) y Álvaro (guitarra) logran con su puesta en escena que la velada suene a rock n’ roll. El primero con esa pose hierática y sonrisa burlona, y el segundo con sus movimientos mucho más enérgicos que le permite la libertad de no estar atado a un micrófono.

“Tras el cristal” supuso uno de los grandes momentos de la noche al alargar el épico in crescendo para lucimiento de Álvaro Tormo en el solo de guitarra. “Ya me olvidé de ti” y “Tendrías que haberla visto bailar” son esos cuidados medios tiempos que nos van a llevar a la parte final del show, guiño a Los Rodríguez mediante en “¿Qué harás, amor?”, “Suena rock n’ roll“ con ese ritmo acelerado que recuerda a grupos escandinavos como Hellacopters o Backyard Babies. “Contra la pared” y “Antes de los muertos” dan a paso a la gran sorpresa de la noche, o quizá no tanto… hace presencia en las tablas el líder de M Clan y “padrino” de Los Zigarros, Carlos Tarque, para acompañar a Ovidi cantando “Tenía que probar“. Tarque abandona el escenario y los valencianos se despiden con “Hablar, hablar, hablar” pero quedaban un par de canciones de su repertorio que no podían faltar, y lo sabes… En los bises interpretan “Dispárame”, alargándola más de la cuenta para mi gusto, y como no, “Dentro de la ley”.  A modo de reconocimiento se unieron todos los artistas que colaboraron en las canciones anteriores y los antiguos bajista y batería de la banda. En total nueve músicos sobre el escenario para cerrar el que ellos calificaron como el concierto más importante de su trayectoria hasta el momento. Nosotros tuvimos la suerte de estar allí pero no se preocupen que hay Zigarros para rato…

 

 

valladolidwebmusical/cylcultural****crónicas