M CLAN

GIRA DESARMADOS MAHOU

– SALA KERALA 17-04-2016

“Armados de grandes canciones”

 

TEXTO: George Kaplan
FOTOS: Chocofuego

Las dudas previas generadas por la actuación de M Clan en formato de dúo acústico en una discoteca y encima patrocinado por una marca de cervezas se disiparon inmediatamente al ver una sala prácticamente repleta con ganas de cantar los temas más conocidos de los murcianos.
 
 Comenzaron con “Filosofía barata” perteneciente a su incomprendido “Sopa fría” al que siguieron “Souvenir” y “Los Periódicos de la mañana” recordándonos que hace ya quince años grabaron “Sin Enchufe”, uno de los mejores acústicos editados en España arrancando entre el público las primeras palmas.

Pronto entró en calor Carlos Tarque dejando a un lado el sombrero con el que había entrado en escena y su inseparable pandereta, quitándose la chaqueta y cogiendo la armónica y el cajón flamenco, lo que dotó de una mayor dinámica muchas de las canciones a las que Ruipérez daba cuerpo con las cuerdas de su acústica, con un sonido perfecto muy comentado entre los asistentes.

Tras “Llamando a la tierra” versión apadrinada por Alejo Stivel que les llevó a la fama recordaron a otro histórico del rock nacional Jose Ignacio Lapido, de regreso con 091, con el que compusieron “Dando Vueltas”.

Llegaba el turno de una de sus obras más recientes y uno de sus temas más redondos “Calle sin luz” del álbum homónimo que les reconcilió con la crítica. No quedaron los recuerdos ahí, aparte de las menciones a los recientemente fallecidos Lemmy, Bowie o Glen Frey de The Eagles  echaron un vistazo a sus veinte años de existencia para recordarnos su primer disco y su paso por nuestra ciudad en la difunta Subterfugio con la sentida “Miro atrás” con una sobresaliente armónica. 

Tras declarar que “No queremos ser europeos si tenemos que pasar por echar a los inmigrantes” ante una sala en casi completo silencio desgranaron uno de los momentos de la noche con “Inmigrante” comenzada prácticamente a capella.

Entrábamos en la recta final con dos de sus temas menos conocidos y de los pocos grabados en este formato de dúo acústico “Gracias por los días que vendrán” y el blues “Pájaro azul” que incluyeron en su segundo disco “Coliseum” para despedirse con “Perdido en la ciudad” y “Quédate a dormir” durante la cual Ricardo rompió una de las cuerdas lo que dio pie al cantante a sentarse en el cajón e improvisar un guiño a sus influencias más blues y a sus amados Black Crowes.

Volvieron a escena para regalarnos una de sus baladas más conocidas “Roto por dentro” y una aceleradísima “Las calles están Ardiendo”, destacando la guitarra de Ricardo y con un nuevo recuerdo a sus diversas influencias entonando una parte de “Another brick on the Wall” de Pink Floyd, pero sobre todo una acertadísima “Hungry Heart” de Springsteen demostrándonos de nuevo que son, sin lugar a dudas, la mejor banda versionando temas ajenos y prometiéndonos otro bis.

El bis llegó con una nueva versión, en este caso de la “Creedence Clearwater Revival” y su “Hey tonight” que hubiera supuesto la guinda perfecta al concierto de no ser por que parece imposible que dejen atrás sus dos hits más radiados y escuchados hasta la saciedad en las radio fórmulas “Carolina” y “Maggie despierta” rematada con unos versos de otro ilustre como Andrés Calamaro. 

Un gran acústico con un sonido perfecto y ambiente muy animado que para nada se hizo pesado, como suele ocurrir con estos formatos, repasando toda su trayectoria, con grandes éxitos, rarezas y salpicado con múltiples versiones, de las cuales se han empapado para cruzar el océano y grabar su próximo disco, que según ellos mismos nos decían dicen será su disco más de raíces americanas.

 

 

valladolidwebmusical/cylcultural****crónicas