NOCHE SABINERA

11 de junio de 2016. porta caeli. Valladolid

Texto: Laura Suárez
Fotos: José María GIUSEPPE

Varios bombines entre el público de las primeras filas nos dejan muy claro qué concierto hemos venido a ver.

Diez años han pasado desde aquella noche de junio en el Zac Club de Barcelona donde nació la que hoy conocemos como Noche Sabinera. Y 10 años después, dentro de esta gira aniversario un trío de GRANDES pasa por la Sala Porta Caeli de Valladolid. Los músicos de Joaquín Sabina: Pancho Varona, al bajo, guitarra y coros; Mara Barros en coros y percusión y Antonio García de Diego guitarra, teclado y coros. Nos hicieron vivir una noche mágica interpretando las canciones de Sabina e invitando a su publico a que se sintiera en la piel del artista, encima de un escenario, por una noche.

Con puntualidad británica, Pancho abre el concierto explicándonos cómo iba a desarrollarse la noche: "el espectáculo se dividirá en dos partes, la primera son canciones "por, para, según, sin, son, de Sabina" y la segunda parte, "queremos valientes, no hace falta que sepáis cantar, elegiremos al que nos caiga mejor", comenzamos...


"Más de cien mentiras", "Resumiendo" y "Amor a medida" abren el concierto. El trío pide colaboración a sus fieles seguidores congregados esa noche y responden encantados.

Se presenta Mara, nos confiesa que es un placer volver con sus chicos a Valladolid y que les hayan reclamado en tan poco tiempo. Y es que la anterior visita había sido en noviembre del año pasado. Nos cuenta que ella pone el toque sexy a la noche, "Yo quiero ser una chica Almodóvar" es buen ejemplo de ello, "Cerrado por derribo" y "Nos sobran los motivos" a ritmo de flamenquito calientan el ambiente. Mencionar que Carlos Quintana, responsable del sonido y promotor del concierto, se llevó varias felicitaciones de los Sabineros.

Con "Una de romanos", "Las noches perdidas" y "Contigo" siguen repasando algunos de los grandes éxitos cosechados por Joaquín, y qué mejor manera de hacerlo que por sus dos manos derechas en las giras y por la voz de esta gran corista.


Además del punto sexy, Mara nos aporta el toque íntimo. Ya que como es habitual en los conciertos del maestro, la onubense hace gala de su portentosa voz con "Y sin embargo te quiero" , esa joya de Quintero/De León/Quiroga, poniéndonos el vello de punta. Y del mismo modo, también encadenada, enlazan con "Y sin embargo", llegando asi al final de la primera parte.

Y con la prometida y habitual segunda parte llega la participación del público. Cinco fueron los valientes preseleccionados que se subieron al escenario, siendo MELU la afortunada en llevarse, además de la experiencia, el regalo de un bombín rubricado por los sabineros.

Y aunque ya eran más de las once, se despiden con "Y nos dieron las diez", a ritmo de ranchera.


Claro está, aquí no acaba todo... y salen de nuevo a escena. Esta vez con un formato más sentimental, con la preciosa letra de "A la orilla de la chimenea" y repitiendo "Contigo",  pero esta vez con esa cadencia más íntima.

Ponen el broche a esta mágica y Sabinera noche con "Princesa", despidiéndose de los presentes hasta la próxima cita Sabinera que esperemos sea muy pronto.

 

 

 

valladolidwebmusical/cylcultural****crónicas