THE BRIGHT

El Gran Café. 29 de septiembre de 2016

Texto y fotos: Flucho Wop

No se puede decir que en León tratemos mal a nuestros artistas, consagrados eso sí (aquí iría un emoticono guiñando un ojo y con sonrisa burlona); el caso es que le voy a dar la razón a Guille (el artífice de todos estos grandes conciertos) y el indie patrio triunfa como pudimos comprobar ayer jueves 29 de Septiembre en el Gran Café de la mano de The Bright.



Aforo completo para recibir al dúo leonés, en formato acústico esta vez, haciendo un repaso a su discografía y acompañado de amigos. Con bastante puntualidad (si nos descuidamos nos perdemos el principio) comenzaba el show donde repasaron temas de sus tres discos hasta la fecha y que abrieron con “La hierba”, “Fuego abierto” y “Extrarradio” pertenecientes a su última entrega “Líneas Divisorias”.

Silencio absoluto que se rompió en las postrimerías del concierto (ya no diré nada…) para escuchar la suave y a veces gélida voz de Miryam Gutiérrez con guitarra acústica y los sutiles acordes y punteos que salían de la preciosa Gretsch Falcon blanca de Aníbal Sánchez.


El primero de los invitados de excepción que subió al escenario fue Álex Díez (Cooper, Flechazos) para interpretar un tema elegido por los protagonistas de la velada, “El final del amor”, con un Alex en sus propias palabras: “a modo de Leonard Cohen de tercera”.

Seguidamente el turno fue para Mario (quien no conoce a Mario…), amigo del dúo desde tiempos inmemoriales en las Jam Sessions del Gran Café y actual guitarrista de Cooper; “Entre tú y yo” de Antonio Vega fue el título elegido para deleitar nuestros oídos en un bonito dúo con Miryam en el que demostró que hay voz y que es un fenomenal mago de las 6 cuerdas.



El tercero en discordia fue el hiperactivo musicalmente hablando Arsel Randez que cantó con su compañera de escenario “Where the wild roses grow”, tema que cantaran a dúo Nick Cave y Kylie Minogue y que les iba como anillo al dedo. Bonita combinación de voces tan dispares.

.


Siguió la noche con una versión de “Jolene” (Dolly Parton) pero en castellano, “Hexágonos” (de las más aplaudidas) y “Líneas divisorias” menos enchufada que en la versión de estudio.



Los temas propios en inglés quedaron como anécdota al final de la velada, rescatando “Private Garden”, “Odd Towns” y “Rotten Crops”. La gente disfrutó, aplaudió y cantó las canciones demostrando que esta banda tiene muchos y fieles seguidores en nuestra ciudad.

Texto y fotos: Flucho Wop

 

 

 

valladolidwebmusical/cylcultural****crónicas