BATAÄLLA,

25 marzo 2017, CSA Las Dagas, Valladolid.

  Fotos y crónica: Neska


Tenía muchas ganas de ver a Bataälla en directo, una banda surgida en Salamanca y con un par de trabajos editados en un rollo hardcore-punk bruto.

El grupo lo forman Antonio, que desconozco de qué grupos viene, Butter que tocó con Magnizidio y toca como cantautor y sobre todo ver a Txutxi, mítico ya en el mundillo musical por todo lo que ha hecho, tocar la batería, la guitarra … y con este grupo el bajo (Los Panderetas, D beat tink, Patatas fritas por el culo, Lokul…), grabación de maketas (como churros grabaciones), edición (killer pandereta records…) y no sé cuántas cosas más en su ajetreada vida por Salamanca, Barcelona y Madrid.

El concierto ha sido de los más extraños que ha habido en las Dagas, 15 personas y un ambiente gélido, de hecho poca gente se quitó la cazadora. Que un concierto gratuito tuviese tan poca asistencia se debió a que el grupo local Bajo Sospecha fuese a tocar a Salamanca junto a Distorsión y más grupos y se montase un autobús, y que en la Backstage tocaran Gorda Kanibal y Nucleus Accumbens, con 40 personas viéndoles.

Se echó en falta a mucha gente, pero al menos estaba ahí el Peli, resistiendo ahora y siempre… será uno de los tipos que más conciertos vea a lo largo del año.

Y centrándonos en Bataälla, se lo hicieron bien, hard core, crust… se entregaron y la gente lo agradeció.

Hicieron suyo el himno de “toca rápido, suena duro y vino de pitarra para el que rasgue la guitarra”.

45 minutos que se hicieron extraños, y cuando lo dejaron, Butter habló sobre Kukutxa, y dedicó una canción a pleno pulmón, demostrando que no sólo la batería es lo suyo, puso el alma en sus palabras y el ánimo se hizo pesado.

Las dagas tuvieron a bien invitarnos a todos a cenar y una pasta y champiñones fueron alegremente recibidos por todos que estuvimos un rato mucho más cálido charlando.

 

 

 

 


Aquí va un reportaje del programa KE MIRAS GILIPOLLAS sobre el sello de Txutxi…


 

 

 

 

 

valladolidwebmusical/cylcultural****crónicas