DAWN OF THE MAYA

+ AGAINST THE WAVES + BLAZE TRE TRAIL

Sábado 10 de Junio de 2017. Sala Porta Caeli. Valladolid

Txt: Víctor Bachiller
Fotos: webbs de las bandas

Por fin los pamplonicas Dawn Of The Maya pasaban por Valladolid capital, después de haber tocado en Medina del Campo hace algunos años y de que se cancelase la gira Live Loud Tour que les iba a traer junto a Skunk D.F. y Vita Imana hace alguno menos. Por fin podíamos quitarnos la espinita de no haberlos visto en directo, al menos en esta nuestra ciudad.

Concierto especial éste según dijeron ellos mismos ya que era el último de su extensa gira ‘Colossal’, en donde presentaban su último disco homónimo que les ha llevado a girar incluso por Japón y al Download Festival de Madrid. Gira en la que han sido acompañados en muchas fechas por la joven banda de Hernani Meltdown, pero que aquí fueron precedidos por los locales Blaze The Trail y por los madrileños Against The Waves.

Siento decir que por motivos laborales me perdí la actuación íntegra del primer grupo y prácticamente entera la del segundo, para una vez que se cumplen horarios y no estoy para verlo…

Así que qué decir de Blaze The Trail; pues que es una banda de reciente formación creada por varios miembros de su anterior grupo Remember These Eyes, que fueron los teloneros de Dawn Of The Maya en Medina allá por octubre de 2013 y que practican un hardcore metal muy en la línea de lo que ese día ofrecía la Porta Caeli, y que estoy seguro de que tendré más oportunidades de ver su directo puesto que están preparando su primer EP.


Grabiel Gallegos Alonso

En cuanto a Against The Waves llegué a las nueve y media pasadas y sólo pude presenciar sus dos últimos temas; ‘Commited To Fiction’ y ‘I’ve Seen Brighter Days’, ambos de su último trabajo ‘Borealis’. Banda que cuenta con tres discos en los que plasman su metal hardcore aderezado con electrónica, ya que uno de sus dos cantantes también se encarga de las programaciones. A pesar del vacío que había en las primeras filas intentaron provocar un wall of death alabando a un público que no se mostró muy participativo, al menos lo poco que pude observar, pero no se desmoralizaron demostrando que tienen tablas suficientes como para salir airosos ante cualquier adversidad.

DOTM salían a eso de las diez a un escenario presidido por una plataforma que usaría su cantante Igor para dar mucho juego a lo largo de toda la actuación, y salían mientras sonaba su intro ‘Colossal’ al grito de ¡Buenas tardes Pucela!, ya que aún no había anochecido. Al igual que en el disco la intro precedió a ‘Ivory Crown’, donde ya el grupo desató su furia y mostró que no pensaban parar quietos ni un segundo, ni quieta, ya que cuentan entre sus filas con una teclista; Marta, que posiblemente fue la que más headbanging hizo de toda la sala. Como era de esperar no se olvidaron de sus primeros álbumes y las siguientes canciones que tocaron fueron ‘Everest’, de su anterior ‘The Truth Is In Front Of You’, y ‘Desolated Cosmos’, única representación de su disco debut ‘Me, The Planet’, en la que quedó patente que para el público es todo un himno. Con ‘Colours Of Life’ su frontman nos pidió que nos cogiésemos de las manos, algo que consiguió en mayor o menor medida, proclamando la gloria al amor eterno.

Volvimos al segundo disco con ‘The Balance Is Broken’, para a continuación seguir con ‘Colossal’ tocando una tríada muy bien recibida formada por ‘Old Statues’, ‘Under The Tree Of Wonders’ y ‘The Architect Of Creation’. Con ‘Purified In Blood’ quedó constatado que en directo y al menos aquí sus temas antiguos funcionan mejor que los nuevos, veremos cómo evolucionan con el tiempo. Digo esto porque aunque entre el público había muchos bailes los temas, al menos los nuevos, apenas eran coreados por algún incondicional, cosa que no acabo de entender.

El siguiente tema fue ‘A Winged Victory’, que enlazó con ‘Alpha Galaxy’, en la que esta vez sí Igor, que en todo momento estuvo muy comunicativo, consiguió que toda la sala se agachase para saltar al unísono a su señal. Con ‘The Age Of Darkness’ concluía su actuación, y para acabar que mejor apoteosis que con un buen wall of death, el único de toda la noche, lo cual no significa que no hubiese movimiento tanto arriba como abajo del escenario, ya que en ningún momento hubo estatismo por ninguna de las dos partes.

Gran actuación de los de Iruña, mostrándose ilusionados y agradecidos por poder tocar por fin en Pucela, sentimientos compartidos por todos los allí presentes, que serían algo más de la mitad de la capacidad de la sala, demostrando que en Valladolid hay escena metal. Ya sabes, no dejes de ir a apoyar a los grupos.

 

 

 

 

valladolidwebmusical/cylcultural****crónicas