FILM SYMPHONY ORCHESTRA

AUDITORIO MIGUEL DELIBES de Valladolid 18/11/2017

 

Texto: Daniel González
Fotos: Israel Fernández. Archivo 2015

Volvía la Film Symphony Orchestra una vez más al Auditorio del Centro Cultural Miguel Delibes de Valladolid con Constantino Martínez-Orts a la cabeza como director musical del espectáculo. La primera orquesta sinfónica europea especializada en bandas sonoras de cine acerca la música del séptimo arte de manera entretenida y didáctica a público de todas las edades presentando cada tema previamente con el fin de contextualizar e introducir la música.

Dividido en dos partes el programa comenzaba con la dulce y armoniosa suite de Casablanca seguida de dos temas de Éxodo y Bailando con Lobos que mostraron, respectivamente,  la grandilocuencia y “tribalidad” que caracterizan a estas obras. Tras estos se llenó el auditorio de la tensión producida con tan solo dos notas  por la canción principal de Tiburón, realizada por John Williams para la película de Steven Spielberg y que mantuvo a los espectadores igual de pegados a sus butacas que el film.

Una vez finalizada esta se dio paso a la Suite de Pearl Harbor de Hans Zimmer, a medio camino entre la emotividad de los inicios del compositor y la búsqueda de texturas del Zimmer contemporáneo de Origen o Dunkerque, y a dos suites para Star Wars Rogue One. En estas Michael Giacchino trató de seguir la línea de las partituras clásicas de la saga hechas por John Williams, basándose en leitmotivs,  representando personajes con un tema e instrumento que posteriormente se desarrollan con la orquesta al completo. Precisamente fue el compositor John Williams el siguiente en escucharse, con la fantasiosa Viaje a Nunca Jamás de la película Hook antes de acabar el primer tiempo con la archiconocida “Gonna fly now” que Bill Conti hizo para Rocky y sus famosos planos para los ejercicios de Sylvester Stallone.

Las suites de Tombstone y Up fueron el pistoletazo de salida de la segunda parte del espectáculo seguidas de El oboe de Gabriel, pertenenciente a La Misión y que Ennio Morricone hizo a partir del mágico adagio del concierto para oboe de Alessandro Marcello. Después se vivió uno de los puntos álgidos de la noche en  la pieza para máquina de escribir  “Typewriter” de Leroy Anderson, que aparecía en Lío en los Grandes Almacenes y con la que pudimos ver a uno de los miembros de la orquesta mimetizado en Jerry Lewis llevándose la mayor ovación de la noche.

De este modo llegamos a la parte final del evento, con piezas de las bandas sonoras de Titanic, Iron Man y La La Land: La ciudad de las estrellas y terminando de nuevo con una obra de Hans Zimmer para El Hombre de Acero, en la que el autor mostraba su faceta más densa y elaborada.

Tras un pequeño receso y después de los aplausos del público volvió a escena el director para sorprender con la interpretación de la introducción de Juego de Tronos acompañada de la jazzy La Cantina de Mos Eisley, con la que se dio por finalizada la notable actuación en el espacio vallisoletano.


ENLACES DE INTERÉS

WEB: http://www.filmsymphony.es/

FACEBOOK: https://es-es.facebook.com/filmsymphony/


 

valladolidwebmusical/cylcultural****crónicas