Jeff Espinoza y Francisco Simón (Red House)

18 de Junio de 2017. La Moncloa de San Lázaro (Cacabelos-León)

Texto y fotos: Flucho Wop

 

El pasado calurosísimo domingo 18 de Junio, en La Moncloa de San Lázaro en Cacabelos, en sus Mañanas Musicales de la terraza de verano, pudimos disfrutar de un estupendo concierto a cargo de Jeff Espinoza y Francisco Simón (Red House) pero en formato dúo de guitarras y voz, sin banda.

Estos dos amigos desde hace tiempo, llevan la música en la sangre y en su repertorio hicieron un viaje por casi todos los estilos que definen la música americana y sus raíces como el blues, el western swing, el soul o el country.

 

Un concierto repleto de buenos temas, versiones como “Cocaine Blues” (que han tocado desde Dylan a Jackson Browne pasando por Cash o Woody Guthrie), “Big boss man” de Jimmy Reed, “Railroad Worksong” de Notting Hillbillies (Knopfler, si, el de Dire Straits) o “Freight Train” de Elizabeth "Libba" Cotten. Todas ellas con un toque Blues-rock que animó bastante a los presentes, que parecían turistas de paso que se encontraron con un buen concierto y se quedaron atraídos por el ambiente y el buen sonido de estos dos fenomenales músicos.

“Six Days on the Road” de Dave Dudley, que dedicaron a un camionero allí presente, “Eyes On The Prize” (Mavis Staples) en la que Jeff aprovecha su rasgada y profunda voz para hacer una buena versión, y acercándose al soul en una versión de Sam Cooke (“A change is gonna fall).

Hacia el final del divertido concierto, “Fishin’ Blues” de Taj Mahal, “All Along the Watchtower” y “Knockin' On Heaven's Door” de Bob Dylan y a petición de un espontáneo que ya conocía repertorio del dúo, “Move it on Over” de Hank Williams que alargaron espléndidamente mientras Francisco Simón bajaba del escenario para seguir tocando entre el público y finalizar a lo grande gustándose a la guitarra.

No voy a contaros ahora la trayectoria de ninguno de los dos (leed sus biografías por favor), pero sólo viéndoles sobre el escenario uno se da cuenta de que son grandísimos y solventes músicos con muchas horas de escenario a sus espaldas; se divierten tocando y consiguen que los asistentes lo hagan. Por suerte para los que fuimos a verles exclusivamente, (Alberto Gargantúa y yo, no os engañéis), vendían el cd de su último trabajo “Red House and Friends” que firmaron a todo el que quiso comprarlo.

Hace años visitaron la capital leonesa con la banda al completo y nos comentaron que están deseando volver; ójala sea dentro de poco.

No se prodigan mucho en giras pero venían de tocar en Galicia y en fechas próximas tienen unos cuantos bolos en Madrid. Muy recomendables para amantes de la música de siempre y bien hecha.

Si os los encontráis por casualidad…. Quedaros a verlos, no os defraudarán.

 

 

 


 

 

 

valladolidwebmusical/cylcultural****crónicas