Los Platillos Volantes.

“Conciertos Salvajes”.

1 de diciembre de 2017. Bar Blues de Arrabal de Portillo (Valladolid).

Texto y fotos: .chusmi10.com/



 

Entre una presentación de un libro que habla de la pasión por la música y un macro-festival donde el noventa por cierto de los espectadores no suman ni la mitad de las ganas y la vitalidad de la gente que se junto en el Bar Blues de Arrabal de Portillo, nos encontramos, de bruces, con estos leoneses que resumen a la perfección todo lo que relato el gran Joserra Rodríguez en la presentación de su libro ‘Pasión no es una palabra cualquiera’. Dani y Jota a las guitarras y voces; el bestial  Sam Malakiam  a la batería, integrante de otra formación excepcional, el Kurt Baker Combo, y Alicia Elektra al bajo, son sus integrantes.

En esta ocasión, para suerte nuestra, estaban acompañados por el resto de miembros ocasionales de la banda, Alberto a la trompeta, y por Toño Pincho a la armónica. Aparecen alrededor del año 2005 como una banda que rinde un merecido homenaje a la banda barcelonesa “Los Salvajes”, pero que se extiende a todos los grupos pioneros del rock español de los años 60´s. Sus trabajos editados se resumen en “Nuevainvisión”(2008), un segundo cd con un directo grabado en Garrafe de Torío (León) en 2010, un Ep en 2015 editado por G.P Producciones de Donosti y la revista Ruta 66 y un Ep editado por Kotj Records “No te quiero ver aquí” (2017).

Los Platillos Volantes resumen a la perfección lo que es una banda de rock, no se si alguna vez llenaran estadios, y aunque seguro que alguna vez han cerrado los ojos y lo han soñado, tienen claro que tienen que vivir el momento, disfrutando de lo que tienen y de un publico que les sigue y disfruta con ellos…porque, al fin y al cabo, la música, la de verdad, es disfrutar, pasarlo bien y ser capaces de transmitir una emoción, aunque sea pasajera. Y si, aunque suene a pretencioso, mientras existan formaciones como estos leoneses, podremos sacar pecho gritando que tenemos una banda de rock´and´roll y mirar con altanería a los asistentes a los macro festivales porque no saben lo que se pierden.

 

 

 

 

 

valladolidwebmusical/cylcultural****crónicas