SIDECARS + NAÏA

Lava, Valladolid 17 de marzo de 2018

Texto: Javi Arroyo
Fotos: Gustavo Fernández

 

LA CONSAGRACIÓN DE SIDECARS EN VALLADOLID

Siempre que escribo una crónica sobre la madrileña banda Sidecars, me gusta empezar dejando clara una cosa: son mi banda favorita. No esperen una crítica objetiva aunque lo intentaré con todas mis fuerzas.

La relación de la banda con Valladolid viene desde mucho más lejos de lo que la mayoría de los asistentes al concierto del pasado sábado pueden imaginar. Desde sus comienzos en el Café Teatro, pasando por salas como Asklepios o Mambo, cuatro Porta Caelis, el Teatro Zorrilla y la no tan lejana noche en la Sala Kerala, han ido sumando público sin prisa pero sin pausa en una carrera de fondo, ganándose uno a uno a los fans vallisoletanos hasta llegar a lo ocurrido en la Sala Blanca del LAVA.

La gira “Cuestión de Gravedad” hacía su parada en el Laboratorio de las Artes de Valladolid, una de las salas de referencia de la ciudad, donde más de 1.200 personas abarrotaron el recinto hasta colgar el cartel de “no hay billetes” con varias semanas de antelación. Un público predominantemente joven esperaba los primeros acordes después de haber guardado varias horas de cola desafiando al frío y la lluvia.

Naïa, banda local con una dilatada carrera a sus espaldas, se encargó de caldear el ambiente con sus melodías, haciendo que el público entrase en calor y dejando el terreno abonado para el plato fuerte de la noche.

Sonaba el “Because” de los Beatles cuando Juancho, Gerbass y Ruli entraron en escena, abriendo el show con “Locos de Atar”, tema que abre su último trabajo, un trabajo que les ha catapultado a la primera línea de fuego del rock nacional. Le siguieron una versión eléctrica de “La Tormenta”, “Chavales de Instituto”, “Polvorosa” y la infalible “Ya no tengo problemas”. “Fuego Cruzado” cerró la primera parte del concierto.

La banda suena engrasada, como un tiro. Junto al trío fundador, forman Sidecars Pere Mallén (guitarra eléctrica y coros), Sergio Valdehita (teclados) y Ramiro Nieto (percusiones, coros y guitarras acústicas), tres músicos con una dilatada carrera a sus espaldas que otorgan a Sidecars una solvencia y una pegada que aguanta comparaciones con cualquier banda a nivel nacional.

“Canciones Prohibidas” abrió la segunda parte del show, más acústica, en la que Juancho, visiblemente emocionado, recordaba las primeras veces de la banda en Valladolid, y recalcaba que es su segunda casa y que “nos quedaríamos aquí para siempre”. El concierto siguió con “Todos mis males”, “El camino fácil” y “Dinamita”, a lo largo de un setlist en el que encontraron su sitio temas de sus cuatro álbumes de estudio: “Sidecars” (2008), “Cremalleras” (2010), “Fuego Cruzado” (2014) y “Cuestión de Gravedad” (2018); y el álbum en directo “Contra las Cuerdas” (2016). Puede que el éxito esté llegando ahora, pero las canciones ya estaban ahí.

Uno de los momentos más emocionantes tuvo lugar cuando la banda se bajó del escenario para que Juancho interpretara a guitarra y voz “De Película”, arrancando una de las ovaciones de la noche por parte de un público que no dejó de corear todos los temas a lo largo de las casi dos horas de show. El concierto se reanudó con la eléctrica “Cuando caigas en shock”, seguida de “Una Eternidad”, la emotiva “Olvídame” y el que probablemente fuese el primer éxito de la banda, “Fan de Ti”.

“Costa da Morte” y “Tu Mejor Pesadilla” cerraron el concierto y dieron paso a los bises. Destacable fue la interpretación a capella por parte del público del coro de la primera. Sidecars subió por última vez al escenario para interpretar “Amasijo de Huesos”, un homenaje de Juancho a su hermano Leiva, “Contra Las Cuerdas” y “Los Amantes, en un final apoteósico en el que un público entregado despidió a los madrileños con una sonora ovación.

La noche del sábado fue la consagración de Sidecars en Valladolid, cosechando un éxito más en una gira que les debe de colocar en el lugar en el que merecen estar desde hace años. Al fin y al cabo, es cuestión de gravedad que las cosas acaben cayendo en su sitio.

 

 

NAÏA

.

.

 

SIDECARS

 

valladolidwebmusical/cylcultural****crónicas