WHILE SHE SLEEPS
+
ROLO TOMASSI + AGAINST THE WAVES
(Route Resurrection)
Santana 27. Bilbao. 13/01/2018

La jornada lluviosa en Bilbao no impidió que el pasado sábado 13 de enero el público de Bilbao disfrutara de este concierto, el primer Route del año traído de la mano de RESURRECTION FEST, con los británicos WHILE SHE SLEEPS como cabezas de un cartel completado por ROLO TOMASSI y AGAINST THE WAVES.

Con bastante puntualidad, Against the waves serían los encargados de calentar el ambiente. Poca presentación necesita esta banda que ya ha pisado importantes festivales como Download o el propio Resu, y reunieron a un buen número de seguidores en las primeras filas que conocían sus temas y apoyaron a la banda.

A destacar los temas de su último trabajo Borealis, así como la motivación de sus componentes –sobre todo de su vocalista, menos estático que el resto- sobre las tablas desplegando ese hardcore que alterna fuerza y melodía con tintes electrónicos, y que sirvió para ver los primeros pogos de un público casi adolescente en su mayoría como era de esperar.

A continuación, Rolo Tomassi seguirían abriendo el camino a sus paisanos y sorprendiéndonos a todos y cada uno de los presentes, mucho más a quienes no conocían a la banda como era nuestro caso.

Una frontwoman como es Eva Spence que derrocha sensualidad y rabia a partes iguales se llevaría casi todas las miradas, ¡cómo para no! El resto de la banda estaría igualmente muy acertada en su ejecución y en su sonido, pero bastante estática la verdad, excepto cuando James abandonaba los sintetizadores para apoyar a su hermana en las líneas de voz.

Composiciones largas y elaboradas que huyen de la sencillez y por momentos rozan lo caótico nos transmitieron sorpresa e inquietud ante el show de esta singular banda no apta para todos los oídos.

Eva alternaba gritos desgarrados con interludios completamente melódicos –nos llamó la atención que cambiase de micro para ello- dotando de unos cambios de intensidad muy notables a casi todos sus temas.

Y entonces, una gran bandera blanca se apoderó del fondo del escenario con la simbología de “You Are We”, tercer y último disco de While She Sleeps. Los británicos asoman ya entre los grandes de un relevo generacional que poco a poco se va haciendo realidad en esta escena, y eso es lo que venían a demostrar.

Tras la intro de rigor, salieron dispuestos a devorar el escenario de la Santana 27, haciendo gala de una gran entrega y energía sobre las tablas con una cuidada puesta en escena. Estas cosas recuerdan que uno está viendo a una gran banda.

Una sólida base rítmica acompañada de sintetizadores y los coros de sus dos guitarristas son el apoyo perfecto donde se asienta la labor de Loz Taylor, que sería de lejos el gran triunfador y protagonista de la noche con su voz rasgada, pero sobre todo con una entrega fuera de lo normal, dotando a su banda de un plus muy importante cuando de disfrutar de un concierto se trata. Se mostró muy cercano, y no paró de mezclarse entre la gente o de lanzarse desde el escenario (ya en la segunda canción lo hizo por primera vez) e incluso desde la primera planta de la sala cuando el concierto llegaba a los platos fuertes de la noche. Un auténtico frontman que disfruta de su música y lo transmite a la perfección a su joven público, que haría lo propio envuelto en pogos y algún ‘wall of death’.

El resto de componentes le acompañó, en especial su bajista, y musicalmente estuvieron todos acertados y sonaron contundentes. En el ecuador del show ya cayeron algunos temas como Seven Hills o Death Toll que harían subir poco a poco la temperatura de una sala con una buena entrada (unos tres cuartos teniendo en cuenta que la planta de arriba se encontraba cerrada).

Y ya en la recta final empezarían a llegar los singles más característicos del combo, repletos de coros que la gente cantó a la perfección –además de alguno que metían grabado-. This is the six, Four walls, Silence Speaks y Hurricane hicieron las delicias de la gente para acabar por todo lo alto su show de algo menos de hora y media, que nos dejó un buen sabor de boca.

¡Nos vemos pronto en alguno más de los conciertos programados por Route Resurrection!

 

David Izquierdo y Carlos Mateo

 

 

INICIO

CRÓNICAS