.

 

VELADÚO



Veladúo es un festival de pares. Pares de músicos que apuestan por un formato distinto en directo. En el capítulo 1 contamos con Hotel Valmont de Madrid, Soldado Vasili y la Bestia de los Urales, de Asturias y Señor y Señora, dúo local que los entrevistan:


Señor y Señora entrevista a Soldado Vasili: 


¿A dónde apunta primero el Soldado Vasili?

El oficio de francotirador tiene más de estrategia, buscar localizaciones, y estar alerta a la ocasión que se presente que de apuntar. Cuando llega la oportunidad los lugares más efectivos son la cabeza, el pecho y el bajo vientre. La cabeza es mortal pero es un blanco pequeño y requiere precisión. El pecho es más grande y mas fácil de acertar pero si el blanco lleva chaleco no llegas al corazón, si no tienes balas especiales. El bajo vientre es el menos mortal pero cae debajo del chaleco y tiene mayor superficie que la cabeza. No se suele exponer tanto como la cabeza o el torso. Es la intuición quién apunta y dispara al lugar adecuado, en cada circunstancia cuando se presenta el momento. Es preferible acertar al primer disparo. El segundo siempre es más difícil.

¿Qué habéis hecho con el cuerpo del bajista?

Normalmente lo embalsamamos en alcohol que es su medio natural. Grabamos símbolos arcanos en el recipiente y lo criogenizamos. Es el procedimiento habitual. Llegado el momento una mezcla de ritos paganos y tecnología lo devuelve a la vida para tocar. No puedo desvelar los detalles porque estamos preparando una patente.

¿Seguís algún ritual antes de actuar?

Aparte de revivir al bajista (si la ocasión lo requiere), solemos hacer libaciones en honor a Júpiter y Baco, (o sus homólogos griegos, según el día), para que nos sean propicios. Los sacerdotes de esos templos actuales que son los bares no ven con buenos ojos que vertamos líquidos sobre el suelo, así que los ingerimos, procesamos y devolvemos a la tierra por medio de urinales. Tal vez sea menos satisfactorio para los dioses, pero tiene muchas ventajas desde las perspectivas higiénicas y legales para nosotros, los simples mortales. Son los tiempos que nos ha tocado vivir.

¿Cómo se conoce un soldado y una bestia?

En el monte. Dos adolescentes que buscan su animal totémico, se cruzan y siguen buscando hasta que, con el tiempo, sus caminos coinciden otra vez y se dan cuenta que la misión que tienen es la misma. Seguimos sin encontrar nuestro animal totémico y comportándonos como adolescentes resabiados.

¿Dúo favorito?

Jon Spencer Blues Explosion. Son un trío pero suenan muchas veces como un dúo por que Jon Spencer gran parte del tiempo prescinde de la guitarra y se dedica a aullar, así que me suenan a dúo de guitarra, batería y voz sin aditivos. Suenan más a dúo que otros así declarados pero que meten más instrumentos. Seasick Steve y North Mississipi All Stars, aunque a veces lleven bajista, siempre los he visto en formato dúo y tienen un directo brutal. Me mola mucho lo que hacen Niña Coyote eta Chico Tornado. Lo cierto es que al que más escucho los últimos meses es a Señor y Señora, así que tengo muchas ganas de verlos en directo.

Señor y Señora entrevista ahora a Hotel Valmont: 


¿Cuánto cuesta una habitación doble en su hotel?
Somos grandes hombres en habitaciones baratas. Poco, cuesta poco; lo que cuesta es tocar en salas que te piden un alquiler de 250 euros en ciudades que se ponen la chapita de favorecer a la cultura.

¿Qué público esperas encontrarte en el veladúo ? 
Variopinto; espero desde chavales a recios y ebrios vallisoletanos asiduos a la nevera de Zorrilla. En Valladolid trabajé cuatro años, hice buenos amigos, gente legal y con sentido del humor. Cualquiera que venga será bienvenido y querido.

¿Seguís algún ritual antes de actuar?
Ninguno, sólo charlar con la gente. Alguna cervecita. 

¿Escribir un libro (forajidos) o las canciones para un disco (señales)?
Escribir el libro fue de barrio sésamo: ahora dentro, ahora fuera; ahora lejos, ahora cerca. Fueron muchos años de revisar y completar y corregir. Fue mucho más difícil grabar, mezclar y masterizar un disco en diez días. Escribir el libro fue hablar de los demás (la música de los demás) y para los demás. El disco habla de pérdidas, de mis pérdidas, es más mío, y lo quiero más. También gusta menos. Es más íntimo. No les habla a los demás, ni de los demás. Escribir una canción es muy complicado.

¿Dúo favorito?
Two Gallants y Buddy & Julie Miller. 

 

cylcultural.org::::::entrevistas