Clemente de Pablos Miguel
Poemario Punk

"LAS CARTAS A LESBIA"

Editorial Azul
Valladolid, 2009

cartas a Lesbia
foto Paloma Capelo

Las Cartas a Lesbia es un poemario escrito por Clemente de Pablos Miguel (Segovia, 1970), que ha sido editado por Editorial AZUL de Valladolid.
En su dedicatoria se afirma que “En un mundo sin corazón la poesía debe escribirse con las tripas”. El texto, calificado por su autor como “Poesía Punk”, ha utilizado de la escritura automática para reflejar la rabia del desamor y del deseo no correspondido.
Asimismo, en su inicio aparecen tres citas: el Manifiesto Surrealista de André Bretón que explica el método de la escritura automática, un fragmento de Los Rubbaiyat de Omar Khayyam que expresa como el deseo y las drogas son el último reducto del ser humano sin esperanza y la frase que en 1976 los Sex Pistols pusieron en su tarjeta de visita, “Cualquiera puede hacerlo”, negando la importancia de cualquier hecho artístico y democratizando la cultura.

Asistimos en la moda, en la imagen y –muy especialmente- en la literatura a una reivindicación del movimiento Punk, como estética más idónea para un mundo en crisis. La trilogía de Millenium o el libro Deseo de ser punk, ahondan en esta reivindicación de una libertad artística plena y sin ataduras, a la que se une una estética de dolor y muerte, que ha acompañado al ser
humano en las épocas más sombrías de su historia.

Los poemas de Las Cartas a Lesbia aparecen de forma cronológica según fueron escritos, por lo que el lector sagaz podrá descubrir sin problemas como el autor gana en dominio en el ejercicio de la escritura automática. Los últimos nueve poemas, separados del resto en un capítulo aparte, están dedicados a las nueve musas del mundo antiguo y ya no utilizan la escritura automática, siendo una especie de tributo redentor que paga el poeta tras escribir entre los brazos de la más terrible pesadilla.

La presente obra supone un ejercicio literario al margen de su estilo habitual, tanto en prosa como en poesía. Un giro lleno de furia que pretende reivindicar la existencia de una poesía punk. Para el autor -que llegó a impartir varios seminarios en la Universidad de Valladolid de Historia y estética del punk- este movimiento es más vanguardista que el Dadá, más autodestructivo y apasionado que el Romanticismo, más lleno de nausea que la Crisis del siglo XV, más genital y provocador que la herejía de los Hermanos del Libre Espiritu.
Humor, ironía, cinismo. Rabia, agresividad, odio. Las pasiones se mueven a su antojo mostrando una poesía que puede gustar u horrorizar, pero que no deja indiferente, y que desde luego está llena de una sinceridad olvidada..


Prólogo: PARA UN POEMARIO PUNK.

Si no has cursado tu retórica
con Satán, el sagaz decano,
¡tíralo! pues no entenderás nada,

Así comenzaba Baudelaire Las Flores del Mal en su “Epígrafe para un libro condenado”. Sí, éste es también un libro maldito, que nace con vocación de serlo por siempre. Pero ante quien se encuentra tranquilamente al otro lado me confieso, jamás me he sentido en un proceso creador tan intenso como cuando escribí todo esto. Puedo escribir más y mejor, hacer llorar y reír, emocionar el alma y adjetivar la vida; pero no pretendo demostrarlo en las páginas que siguen, unas páginas plagadas de brutalidad donde sólo busco provocar.
Mediante la escritura automática, realizada en momentos de rabia y profundo dolor del alma, he ido al encuentro de lo peor de mí mismo: deseo, rabia, frustración, posesión, odio,… y lo he sacado a la luz. ¡Ved al monstruo y disfrutad del horror que hay en él!
Éste que no soy yo, es más yo que nada. “Nada” ¡qué gran palabra! No pretendo ofrecer nada, ni demostrar nada. No quiero más que ser ofensivamente sincero, tan sincero que todo suene a mentira.

En el siglo I antes de Cristo, el poeta Cayo Valerio “Catulo” descubrió que los poemas no sólo se podían escribir desde el amor, sino también desde la rabia, trocando la espesa adoración hacia su amada -a la que bautizó con el sobrenombre poético de Lesbia- en un grosero odio. Catulo inició un camino que seguirían otros poetas a través del tiempo. Poetas que necesitaban escribir su ponzoña (la idea aberrante de mostrarlo y las reacciones ante lo escrito serían otra cuestión).

Este poemario fue escrito entre 1992 y 2000, pero la mayor parte de las personas interesadas en su edición -hasta hoy-, chocaron con miedos y censuras, propios o ajenos. A pesar de que algunos críticos y escritores, animaron la necesidad de su publicación, finalmente nadie se atrevió a ayudarme a hacerlo. Incluso me sugirieron publicar antes otros poemarios posteriores, como Sobre el desamor en Valladolid o Teoremas, tal vez para demostrar que sí sabía escribir. Por eso, quiero agradecer a Editorial AZUL su confianza en una obra de vanguardia, cuya publicación me supone la consecución de un gran sueño personal..

Tras releer con distancia lo escrito, no me arrepiento ni quiero pedir perdón por el lenguaje, ni por los tacos, ni por camuflar mal algunos nombres, ni tampoco por mi desprecio contra dioses de diferentes religiones,…
Realmente por lo que quiero excusarme es por la objetualización que hago de las personas deseadas, convertidas en juguetes de un niño caprichoso; algo que es contrario al trabajo por la igualdad que he desarrollado a lo largo de mi vida. Pero la escritura automática es lo que tiene, todo sale a la luz, y esa visión infantil y tirana del mundo, desgraciadamente, se encuentra en nuestro interior.
Bien, aquí esta mi virus, mi esputo, mi más querido vómito. Quien se ofenda, se escandalice y diga que tan sólo es basura, estará en su derecho.
Aunque no se lo crea, mi ego se lo agradecerá. Pero que no diga nadie que no se le avisó. Ahí va la advertencia, que no es nueva: “Quien no haya estudiado la FP del Infierno, que lance este libro saturnal bien lejos, porque no entenderá nada”.
EL AUTOR.

Clemente DE PABLOS MIGUEL:

Segovia 1970, aunque ha residido practicamente toda la vida en el barrio obrero de Las Delicias de Valladolid. Profesor, historiador y periodista. Autor de diversos libros sobre cine y artes plásticas: Un lugar de cine. (Rodajes cinematográficos en Segovia 1898-1999), 100 años de cine en Castilla y León, Las fijaciones de Stanley Kubrick, El carro rojo, Sierra: Pintura, Los 100 años de la vida y la obra de Alfred Hitchcock, Guías de Segovia y Zamora de la colección “Castilla y León es Vida”,…
Colaborador en El Mundo de Valladolid, Revista Cultural ARGAYA, Revista de Folklore, El Adelantado de Segovia, Alerta, Cuadernos cinematográficos, Estudios Segovianos,... Crítico literario de El Norte de Castilla entre 1992 y 2007. Miembro del equipo de lectores del Premio de Novela “Ciudad de Valladolid” desde 2001.
Presidente del Jurado, en tres ediciones, del PREMIO DE POESIA JOVEN ATENEO DE VALLADOLID.
Ha recibido los premios: PRIMER CONCURSO DE CUENTOS "UDEMIF" 1994; RACIMO 99 DE LAS ARTES Categoria Cine Fundación Serrada (Valladolid) a su trayectoria como investigador (galardón que comparte con profesionales de la talla de Lola Herrera, José Luis Borau o Montxo Armendariz); Premios ARTE JOVEN 2.000 de la Junta de Castilla y León, (queda en primer lugar por una investigación histórica sobre “Cinematógrafo en Segovia”); Finalista en el I Premio POESIA JOVEN ATENEO DE VALLADOLID 2.001 por el poema “La bella Helena”; Accésit “Premio RINCÓN POÉTICO 2.001” ATENEO DE SANLÚCAR DE BARRAMEDA por el poemario Cuba (que fue publicado); 3º PREMIO DE POESÍA PALADAR CUBANO 2002 por el poema “Las tres princesas”..

Clemente de Pablos
Clemente de Pablos.


COLABORADORES:
Son muchas las personas que han trabajado para hacer posible esta publicación, pero queremos destacar…

JULIO SENDINO BAÑOS.
Valladolid 1970. Pintor y dibujante, ha ilustrado todos los poemas aparecidos en Las cartas a Lesbia, con su trazo ágil y una estética fetichista. Desde siempre su modo de expresión favorito ha sido el dibujo. En los últimos tiempos se está centrando en la pintura al oleo no dejando nunca de formarse, participar en certámenes y exponer.
Asimismo, posee una depurada técnica caligráfica como aficionado a la escritura japonesa.

PALOMA CAPELO.
Ávila 1973. Autora de la portada, ha buscado una estética de dolor y muerte alejada de convencionalismos. Fotográfa artística y de prensa ha trabajado para el Diario de Cádiz, la Agencia EFE y el Diario deÁvila, ha publicado en El Mundo, El País, ABC, El Norte de Castilla, Diario de Jerez, Diario de Sevilla, Huelva Información, Europa Sur, Diario de Cádiz Digital, La Gaceta, GO (Guía del Ocio de Andalucía), también ha trabajado como fotógrafa para un sinfín de libros y revistas (Guía Turística de Ávila, Revista Natura, Ávila Digital,…). Ha realizado books para artistas nacionales. En este año realizó, organizada por el Ayuntamiento de Ávila, una importante exposición individual con el título de “Retrata2”.

CUCHI DE PAZ.
Valladolid 1968. Ha realizado la foto promocional del autor, buscando una estética muy natural, pero que llama la atención por ser muy anticlásica (tono descolorido y una fuerte luz natural que quema el rostro). Graduada en Artes Aplicadas, especialidad Decoración y Arte Publicitario. Ha trabajado como Fotógrafa Profesional en múltiples campos, destacando su labor como Fotógrafa Artística para el Museo Nacional de Escultura y como Reportera Gráfica en el Diario Alerta.
Asimismo, ha trabajado como Diseñadora Gráfica. Entre sus últimos premios sobresalen: Primer Premio de Fotografía “Mujer y Trabajo” UGT Castilla y León 2008 y Segundo Premio “Zona Arqueofotográfica PINTIA” Universidad de Valladolid 2008. En la actualidad, colabora como fotógrafa y diseñadora gráfica con diversos proyectos de ONGs.



EDITORIAL AZUL

Editorial AZUL es una editorial vallisoletana independiente que inició su andadura hace ya once años. La gran mayoría de sus títulos son de poesía, pero también se ocupa de novela y ensayo. Entre sus últimas publicaciones cabe destacar:

 Tejas: lugar de Dios, poema. Francisco Pino.
 Atardeceres con Gómez Bosque, conversaciones íntimas de un humanista. Pedro Gómez Bosque, Amado Ramírez Villafáñez y Tomás Peláez Reoyo.
 Arambol. Andrés Quintanilla Buey.
 Carlos Frühbeck de Burgos, la factura de una geórgica personal. Antonio Piedra Borregón.
 Altas hierbas de soledad. Luis López Anglada.
 Manantial. Araceli Sagüillo García.
 De años y versos (antología). Teresa Barbero.
 La pasión por reconocerse: la poesía de Jesús Hilario Tundidor. Giuliana Baita.
 Páramo; En resumidas cuentas (II): primera breve antología (1951-2001). Andrés Quintanilla Buey.
 Valladolid, paseos por la ciudad: por la historia, el recuerdo y con la imaginación. Joaquín Martín de Uña.
 El pájaro enjaulado: poema en treinta y dos cantos y una poetura del lorito en su jaula. Francisco Pino.
 El don de la palabra. José María Muñoz Quirós.
 Ventanas hacia dentro. José Javier Aleixandre.
 Presencia y ausencia de Francisco Pino: dos sonetos. Andrés Quintanilla Buey.
 Dolorido sentir. Luis López Anglada.
 Auras de Resurrección. Godofredo Garabito Gregorio.
 Dostoievski y el suicidio. María Teresa Cañas Cañas.
 Las voces. Araceli Sagüillo García.
 Juglar de Fontiveros. Andrés Quintanilla Buey.
 Auras de Eucaristía. Godofredo Garabito Gregorio.
 Sólo era mirada = Solo questo sguardo. Araceli Sagüillo García.
 El hombre y Dios en la poesía de León Felipe. Margarita Arroyo.
 Rafael Núñez Rosáenz, un poeta con raíces de silencio. Carlos Frühbeck de Burgos.
 Vivencias nunca olvidadas. Petra Engracia San José Barroso.
 Metamorfosis. Asunción Escribano Hernández.
 Tiempo que nace. Antonio Piedra Borregón.
 Poemas navideños para leer con los más pequeños. Carmen Isabel Santamaría del Rey.
 Viejo potro mal domado. Félix Antonio González y González y Andrés Quintanilla Buey.
 La llamada infinita de Araceli Sagüillo. Jaime-Federico Rollán Ortiz.
 Auras líricas de Navidad. Godofredo Garabito Gregorio.
 Si vuelvo atrás los ojos aún recuerdo: antología. Antonio González-Guerrero.
 El hombre perdido. Luis Guillermo Alonso Martínez.
 Huerto de Violante. Félix Antonio González y González.
 Plaza de los ciegos; En resumidas cuentas III : primera breve antología, 1951-2001. Andrés Quintanilla Buey.
 Etapas de la vida de María Santísima a través de las artes. Petra Engracia San José Barroso.
 Vengo de vivir. Margarita Álvarez Taladriz.
 Curso de urgencias en pediatría. Pablo Oyagüe Ugido y Nuria Higuera.
 La tristeza de los sabios. Joaquín Juan Penalva.
 Duendes de amor. Anne Marie Denié.
 Alikan: el burrito inteligente. Margarita de Medina Castro Bocos.
 Quintanilla de Valdebodres, pueblo de la Castilla Vieja. Policarpo López-San Vicente de la Horra.
 Donde Dios. Andrés Quintanilla Buey.
 Auras de sangre redentora. Godofredo Garabito Gregorio.
 Auras de redentoras palabras. Godofredo Garabito Gregorio.
 El pez sin aire: pequeño apunte sobre la fuerza de atracción entre dos polos opuestos. Javier Hernando Herráez.
 Isla de Robinson. Raidel Hernández Fernández.
 La escalera en el aire y cuentos seleccionados. Andrés Quintanilla Buey..


 

cylcultural.org