Poemario ilustrado “La miel en los labios” de Gonzalo Franco y Miguel Corchero 1


Presentamos un anticipo de los nuevos trabajos de Miguel Cochero, en colaboración con su amigo el autor e historiador Gonzalo Franco Revilla, quien nos describe la idea del proyecto.

En el ensayo sobre el amor y el erotismo: “La llama doble “el escritor mejicano Octavio Paz  realizaba la siguiente reflexión: “El fuego original  y primordial, la sexualidad, levanta la llama roja del erotismo y ésta, a su vez, sostiene y alza otra llama azul y trémula: la del amor. Erotismo y amor: la llama doble de la vida”. En estas palabras condensa Octavio Paz el significado del título de esta magnífica obra que nos hará ser conscientes de que nuestra historia de amor no es única ni sublime como solemos pensar. La llama doble es un ensayo sobre conceptos, sentimientos y vivencias que mueven el mundo: el sexo, el erotismo y el amor. Una llama por la que el ser humano se guía para enfrentarse a la oscuridad del fin, de la muerte y que siempre pretendemos gozosa. Hace ya tiempo Miguel Corchero y yo nos planteamos realizar un libro conjunto con poemas de amor romántico y de amor carnal y grabados que dieran valor a los poemas. Una mirada desde la complicidad de dos personas con afinidades artísticas, vitales y culturales y el resultado es” La miel en los labios” un libro compuesto de dos partes: La miel y En los labios donde se refleja esa doble llama la del azul del amor y la roja del erotismo. Desde la sutilidad  pero desde el apasionamiento. Palabras y dibujos que iluminan los versos desde los rasgos lineales y los trazos sugerentes de Miguel. Desde nuestra mirada del mundo  presentamos estas palabras y estos dibujos. Es una mirada limpia pero como el fuego, intensa y llena de calor. (Gonzalo Franco Revilla)

 


Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Un comentario en “Poemario ilustrado “La miel en los labios” de Gonzalo Franco y Miguel Corchero

  • ELISABET CURIEL

    Maguerite Duras y Charles Bukowski se harían fieles seguidores de tus palabras. Diste un paso entre lo sensual y la sutil obscenidad, y creaste algo aún más bello.

    Y las imágenes… hay una palabra que utilizan los budistas que me gusta mucho: Atman (la esencia que no depende de otras cosas; es una naturaleza intrínseca, cuya no-existencia es la insustancialidad). No solo acompaña a las palabras, creo que hay mucho más.

    Touchée.