BING JI LING - Shadow to shine

Lovemonk

Este tipo de apariencia setentera se hace llamar Bing Ji Ling, que por lo visto significa “helado” en chino, y la verdad es que ha acertado con el nombre porque sus canciones son todo un alivio para el sofocante calor del verano.

Para situarnos un poco y resumiendo mucho, decir que Quinn Lukke (como realmente se llama), viene de Nueva York y es actualmente integrante de varios proyectos musicales, como son, por nombrar algunos, The Phenomenal Handclap Band (con quienes ha girado junto con lo más granado del indie internacional de moda) e Incarnations (al lado de Bart Davenport y Daniel Collàs).

Con el nombre de Bing Ji Ling, que es lo que nos ocupa hoy, ha grabado tres discos, varios singles, remixes y eps. Esta primavera veía la luz Shadow To Shine (Lovemonk, 2011) un elegantísimo disco de poprock y soul sofisticado con tintes psicodélicos que recuerda a la Motown de los 70.

Equilibrado en ritmos, muy bailable, rebosante de groove, enormemente atractivo… va avanzando entre melodías amables pero sin renunciar en algún que otro tema a guitarras densas (Bye Bye). Es un álbum que por decirlo así, entra solo. Y es que fruto de un talento evidente, Bin Ji Ling combina a la perfección percusiones con cierto toque afro, coros e instrumentos de viento que potencian su particular estilo retro.

Buenrollista en líneas generales con temas tan festivos como Move On o A Little Love, obligados en cualquier sesión veraniega, es capaz de pasar al pop más intimista deslumbrando con Sunshine Love o Where Am I Gonna Go.

En definitiva, no pierdas la ocasión de escuchar un disco tan interesante como este del que hoy te hablamos, porque realmente merece la pena.

Ali Aliste (julio 2011)