Klanghor es un grupo zamorano con un largo recorrido a sus espaldas. Su nombre procede del latín y significa estruendo o ruido. Lo que no quiere decir que ellos hagan eso. Se podría decir que no tienen un estilo definido y que en cada corte van optando por un camino musical. Así, encontramos temas cercanos al jazz, otros al pop, al heavy...El disco del que nos ocupamos, "Ante, nunc, post" es del 2010 y lo han grabado ellos mismos. A pesar de este hecho, el sonido es aceptable aunque con algo más de medios el resultado sería mucho mejor. Forma parte de una trilogía que comienza precisamente con este trabajo: Ante. Serán 24 temas en total, y de los primeros ocho nos vamos a ocupar ahora.

El dico comienza con "Cárcel de mente", guitarrero, pesado con una melodía inquientante. Un tema entre rock y heavy con baterías contudentes. "Cuando los mares nos gritan" empieza y termina bucólico total, con pajarillos cantando y una musiquilla como pastoral. Una crítica contra el cambio climático y lo que estamos haciendo con el planeta. El estribillo es muy pegadizo para un corte con un ritmo peculiar, como de vaivén. Partes más lentas, casi acústicas que se combian con otras de más potencia. Voz que se desdobla y batería que suena un tanto desprovista de fuerza.

"Inquisición" es un corte en el que el piano es el protagonista, lleva la melodía, frasea con las guitarras, hay casi un solo del instrumento y es el que empienza el tema. Le da un aire melancólico, misterioso, muy adecuado para hablar de este tribunal.

Curioso resulta encontrar un tema como "Hoy nos pilló el sol" que parece como de música de ascensor, de club de jazz, un corte para mover los pies al ritmo de la música. Hasta la voz cambia su tono haciéndose un tono más agudo. Aquí se confirma que Klnaghor no tiene un estilo claramente definido si no que van cogiendo lo que les gusta de lo que ofrece la música para aplicarlo a sus canciones.
También encontramos en este trabajo un tema instrumental: "Variaciones" y para mi, el más original del disco pues comienza con un aire como medieval, después cobra protagonismo el bajo, haciendo slap, creo. Luego las guitarras "hablan" y pasan a ser heavys para convertirse en rock son olvidar esos sonidos jazzísticos de los que ya mostraron en un tema anterior. Son variaciones diversas sobre una misma melodía, interpretada desde varios puntos de vista. Como digo, la más interesante del disco.

"Tú" es una canción que podría ser de un grupo pop. No llega a ser una balada pero es un pelín pastelosa. Colabora una chica que va dando réplicas a la voz de Manuel y uniendo sus voces en los estribillos. "Dies Irae" es un corte extraño. Al igual que el título, en latín, el tema también lo está. Es como si un grupo de monjes, un coro gregoriano lo cantara. Una letanía con música heavy, un tanto inquietante, de fondo. Los instrumentos se mezclan con las voces, se revuelven creando una sensación de barullo. Se cierra el disco con "No me conoces" una queja total hacia la gente que habla de nosotros sin apenas conocernos, si saber cómo somos ni qué pensamos. No llega a los dos minutos de duración pero la crítica queda ahí.

No es un mal disco para ser el primero más oficial, digamos. Quizás les puede perjudicar el no estar adscritos a un solo estilo, aunque puede que eso les haga llegar a más público. Veremos como continua esta trilogía con la segunda parte, en la que esperamos tengan más medios a su disposición para grabar con mejor calidad.

KLANGHOR SON:

Arturo Cepeda: guitarra y piano
Javier Pino: bajo
Manuel García de Acilo: guitarra y voz
Manuel Pérez: btería.

entrevista 2008

Reseña "Furia" 2006

Reseña de Skaidana (Febrero 2011)

Crónicas********Volver a VaWeb