LA SONRISA INVERTIDA – La verdad o nada

Si algo es importante, incluso necesario en el arte, es tener voz propia, poder expresar eso que llevamos dentro y queremos sacar allá donde sea (al espacio exterior, al contenedor de basura, al oído de otra persona), de una manera propia y que nos identifique, que seamos eso que estamos contando.

En la sonrisa invertida nos encontramos eso. Y en “La verdad o nada”, su último trabajo, más aún. Rubén Hidalgo lleva en esto ya un rato largo, forjando sus sueños con trabajo duro y constante, 4 discos ya en su autodenominado “Dark Rock”, aparte de otros proyectos y eso se nota. Se lo ha trabajado él todo, composición, grabación y ejecución de todos los instrumentos, excepto la batería que corre a cargo de Iván Viyuela. El toque final lo aporta la masterización en los ya clásicos Finnvox de Helsinki, redondeando un muy buen sonido, más equilibrado, el mejor de todos sus discos.

¿Dark Rock?, bien respetemos esa autodenominación, es correcta, sobre todo porque su estilo es abierto, no es “música de género”, aunque sí que parte de ello.  En esta ocasión estamos cerca en muchos momentos de un reposado Gothic Metal. Sonido asentado en referencias como Tiamat (más incluso su proyecto LucyFire), PoisonBlack, o Moonspell de la etapa Sin/Pecado, por citar algunos, aunque repito que La Sonrisa Invertida va caminando su propio camino. Sobre todo por una personalísima voz y letras en castellano, que nos hablan de tristeza y derrotas, pero fuera de los clichés del género. Aquí no encontramos ángeles caidos, o tal vez sí, pero no en el sentido épico, aquí se habla de las pequeñas cosas. De los detalles, de las relaciones entre las personas, de lo que esperamos de los demás y de lo que esperan de nosotros. Ahí es donde suceden las pequeñas derrotas y pérdidas, la vida al fin y al cabo.

La voz está más trabajada que nunca, alternando los registros ultra graves marca de la casa, que nos llevan a lo más profundo, con otros más agudos en coros y estribillos, como queriendo salir sin poder de ese pozo en el que nos sentimos inmersos. También los teclados están acertados, incluyendo esta vez también algunos samplers que acompañan y ambientan la temática de las canciones.


Definitivamente su mejor disco. Una propuesta honesta, la tomas o la dejas. La verdad o nada.

Joseph Merrick (Abril de 2010)

http://www.myspace.com/sonrisainvertida

 
 
cylcultural *********grabaciones