Madville. "Love is dead"


El palentino David González se presenta con su proyecto Madville en el universo musical de nuestra comunidad, un trabajo que vuelve a descubrir el talento de los músicos de nuestra región, demostrando que con pocos medios se puede demostrar la valía artística que uno tiene dentro. 'Love Is Dead' es el tajante título del primer trabajo de Madville.

'Love Is Dead' son diez cortes que sangran rock y desgarran cuerda por todos los costados, diez temas que recorren influencias del sonido Seatle más noventero, pasando por crooneres torturados y decadentes desde Cohen a Tom Waits trasladados a una árida Castilla con el telón del amor/desamor como proyección desde el inicio hasta el final.

Trasladar emociones y experiencias a canciones es lo que intenta a modo intimista David en cada uno de sus temas, semi-acústicos impregnados de furia en sus punteos y de sigilosa prosa romántica donde el autor se desnuda hacia el oyente.

El disco abre con 'The Beginning', una muestra de que el grunge se puede mezclar con una actitud folk , un tema donde la pasión se desata en los gritos de David así como en los punteos intercalados durante los intensos cinco minutos que sirven de carta de presentación a este trabajo. 'The Dream Of A February Night', un poema de amor en toda regla, un oscuro fondo que sirve para abrir los sentimientos al más puro estilo del unplugged de Nirvana. Un rollo más optimista conforma el amor platónico de 'SDA (In Love With A Rock Star)'.

'Austrian Girls' vuelve a flirtear con los solos de guitarra que llenan los vacíos líricos con elegancia y soltura. 'The Songwriter´s Doubt' se deja influenciar por la música americana, gritando un 'Save me please, my darling' hacia un desértico corazón.

A lo largo de este trabajo podemos encontrarnos con influencias de artistas como Elvis, Jeff Buckley o Radiohead mezcladas con guitarreo que nos puede sonar incluso a los Alice In Chains más cometidos, 'A Song To Say I´m Sorry' o 'Take Me Home' dos temas con redención de fondo, busqueda del perdón y donde la fuerza rockera de Madville va saliendo a flote poco a poco. 'Baby Come To Me' nos devuelve una guitarra lacrimógena y unos estribillos basados en el desamor. 'Born To Suffer' es una oda a la rutina, y a esas etapas de sufrimiento en todos los aspectos de nuestra existencia, donde las cuerdas fronterizas enlazan con 'The End', un tema instrumental para cerrar un ciclo de amor y muerte, porque ¿quién no ha visto morir un poco de su ser cuando ha amado? , quizás 'Love Is Dead' sea ese ciclo que todos necesitamos sacar alguna vez en nuestra vida para curarnos las heridas o para iniciar un ciclo que nos haga pensar hacia el futuro.

Javi. Febrero 2011.

 

 
 
cylcultural *********grabaciones