No Use For A Name.

"The Feel Good Record Of The Year" (2008)

Han transcurrido ya 3 años desde la publicación del último disco de No Use For A Name y los de San José vuelven a España con una extensa gira en Noviembre en la que pasarán por distintas ciudades, entre las que se encuentran Madrid, Barcelona, Valencia o Pamplona, y en las que harán un repaso a su trayectoria así como, esperemos, nos adelantarán temas de su nuevo trabajo que tiene prevista su salida al mercado a finales de año o principios de 2012. “El disco del año para sentirse bien”,  como lo titularon los californianos, llegó con unas expectativas bastante distintas a lo que se esperaba tras su predecesor, tildado por muchos de demasiado melódico o comercial.

El disco se abre con “Biggest Lie”, que se presenta como un boletín de noticias radiofónicas que corta la emisión de las radiofórmulas que adormilan nuestro cerebro, y se cierra de la misma forma con “Take It Home”, decimocuarta canción del redondo. Son dos de los temas que destacan por su velocidad, por su vuelta a su vertiente más hardcore, así como lo hacen “I Want To Be Wrong”, gran single, o “The Feel Good Song Of The Year”.

El noveno disco en su carrera se trata, quizá, de su trabajo más variado, pues existen piezas curiosas como las baladas acústicas “Sleeping Between Trucks” y “Kill The Rich” donde Tony Sly muestra a las claras su gusto por los Beatles u “Ontario”, con piano y cello, que salpicadas a lo largo del disco sirven para dar tregua a las piernas que irremediablemente tienden a saltar con tanto hardcore molódico marca de la casa.

También destacan canciones como “The Trumpet Player”, con un gran solo de guitarra final, o “Pacific Standard Time”, que recuerda a éxitos pasados como “For Fiona”, por su ritmo y melodía.

La producción es la mejor que han tenido nunca, posiblemente de las mejores que se pueden escuchar en un disco de hardcore melódico (aunque esta etiqueta sea algo cuestionable por momentos).


En definitiva, “The Feeling Good Record Of The Year” no aporta nada nuevo al género, pero si aporta algo viejo que muchos echaban de menos. Son 14 canciones que rondan los 2 minutos de media muy disfrutables, sobre todo en verano, que aunque oficialmente nos ha abandonado parece resistirse a irse. Meteorología a parte, se prevé un Noviembre cálido con la visita de estos californianos en nuestro país.

David de La Rock

 

 

 
 
cylcultural *********grabaciones