Nodding By The Fire - At home in the wilderness (2011).
Autoeditado.

Cuando uno se acerca por primera vez a la música de Nodding by the Fire sin tener apenas referencias sobre el grupo, no se imagina su procedencia leonesa, a pesar de que la globalización ha hecho que los distintos estilos musicales trasciendan los límites geográficos. La banda empezó como un dúo formado por Javier Ordás (guitarra) y Carlos Puente (guitarra, bajo) y posteriormente fue ampliada con Jacob González a la percusión, si bien en el disco se escuchan desde castañuelas hasta trompetas, armónicas o banjos, un conglomerado instrumental que se materializa en un folk de carácter diverso y heterogéneo. El proyecto es relativamente joven, pues fue formado a principios del año pasado, aunque sus integrantes poseen experiencia en grupos como Pickpockets, a priori bastante alejados de lo que hacen Nodding By The Fire.

El trabajo que nos ocupa, titulado, "At Home in The Wilderness", fue grabado en su propia casa y se mueve alrededor de los parámetros que marca el folk de corte anglosajón, con influencias que oscilan entre la música tradicional irlandesa (de hecho, su nombre viene de un poema de William Butler Yeats) y los sonidos de raíces americanas.

"I´ll tell you a story" el primer corte del disco, es una clara muestra del espíritu irlandés, al igual que otros como "Freshly mown grass, "Spread your wings" o "Sunset at the pond". Por otro lado, "Far Beyond the Border", la segunda canción del disco, y como su propio nombre indica, se mueve por terrenos fronterizos, habiéndome recordado a unos genios del género como son Calexico. En esta tesitura se sitúan otras canciones como "Cruz de la Figalina", que hacen a uno imaginarse dando un paseo junto al Muro de la Tortilla.

foto notedetengas

Se trata de un trabajo corto (apenas supera los 22 minutos), que se asimila increíblemente bien, un disco ideal para conducir o para escuchar en calma mientras se pasea por el campo, sin las urgencias comerciales del estribillo fácil o la compresión sonora. Un disco de texturas y matices, con muchos más detalles de los que se infieren en las primeras escuchas.¿Alt-folk? ¿Indie-folk? Nunca he comprendido muy bien la tendencia hacia la ultra-concreción de los estilos musicales, solo sé que se trata de un trabajo altamente recomendable para todos aquellos que disfrutan de la música espontánea y con alma cinematográfica, un disco que, como el propio nombre del grupo indica, es ideal para "cabecear junto al fuego".

El disco se puede descargar de manera gratuita en su bandcamp http://noddingbythefire.bandcamp.com/

Álvaro R.Osuna (julio 2011)

 
 
cylcultural *********grabaciones