Vintage. "La próxima huida"

A veces, sin esperarlo, llega a tus manos una joyita en forma de disco que se gana un sitio preferente en tu corazón. Ese es el caso del LP debut de Vintage. Según su hoja promocional, La próxima huida es un disco de “rock desnudo, grabado en el pecho. Más enérgico y positivo, recuperando sentidos básicos del género. Clásico y moderno al mismo tiempo, con la frescura de estar grabado casi al 100 % de primeras y segundas tomas”. La verdad es que es una definición muy acertada de lo que nos vamos a encontrar dentro del álbum debut de Vintage, un recorrido por el rock de las décadas de los 70’, 80’ y 90’ con el toque personal que le aporta el grupo, haciéndolo sonar como rock del siglo XXI.

Producido por Jorge Escobedo, este disco suena diferente al de la mayoría de los discos producidos por el guitarrista de Sôber, yo lo asemejaría al Réplica de Eco, que del mismo modo nos sorprendió hace ya tres años. Nos encontramos con canciones rápidas, enérgicas y directas como 10 ó la inicial On air, en la que critican la incoherencia (poniendo a Bono de U2 como ejemplo) de las estrellas del rock que cantan a la igualdad y dan lecciones de solidaridad desde la privilegiada visión de la sociedad que tienen en sus mansiones. El rock ‘n’ roll setentero tiene mucho peso en temas como Contrarreloj y en Ven, single presentación del álbum, donde le dan al hard rock con un curioso final de coros cantando el estribillo entre palmas dándole un toque muy de gospel.


El rock de los 90’ está más claramente representado en Despacio II, el tema más diferente dentro del disco. Con un hipnótico punteo de guitarra inicial, la canción se desarrolla dentro de un estilo grunge que me recuerda mucho a Alice In Chains y que demuestra que con poco texto una letra puede decir mucho y que ocho minutos y medio de canción se pueden hacer cortos.

En su conjunto, La próxima huida es un disco compacto y homogéneo pero quizás lo que más destacan son los medios tiempo como Más allá, Moscas o Semipez, uno de mis temas favoritos del disco, donde se desata la emotividad para alentar a buscar refugio en el amor y así tratar de escapar de la pecera en la que se ha convertido este mundo. Y este primer capítulo de Vintage se cierra con Luna, una balada acústica a la que quizá le sobran los gritos finales pero que da muestra de la versatilidad de un grupo que deja patente su habilidad para hacer grandes canciones de rock.

 

David De La Rock (enero 2011)

 

myspace.com/vintagebandaderock

 

 
 
cylcultural *********grabaciones