77, High Decibels

(Kaiowas Records, 2011)

Ya sé que las comparaciones son odiosas. Y entiendo que todos los grupos tienen influencias (de las cuales, además, ellos mismos no son necesariamente conscientes) y que hacen falta tiempo y tablas para que encuentren una voz propia. Por eso cuando escribo la crítica de un disco trato de obviar esas comparaciones. Pero en este caso es imposible. De modo que lo digo sin complejos. 77 son el mejor grupo de homenaje a AC/DC que he escuchado en mi vida. ¿Y qué es lo que los distingue entre todas esas bandas de versiones que desgraciadamente acaparan nuestros escenarios? Pues que ellos no hacen versiones. Les rinden homenaje con sus propios temas.

High Decibels es el hermano gemelo de cualquiera de las entregas de los australianos con Bon Scott. Y lo digo como un cumplido. Lo tiene todo: una producción deliciosamente vintage a cargo de Nicke Andersson de Hellacopters, esos riffs de boogie rock que tanto nos gustan, solos de guitarra electrizantes (los hemos oído millones de veces en millones de discos y nunca nos hemos cansado de ellos), una sección rítmica recalcitrante, voces chillonas y coros hooligan en los estribillos… hasta ese rasgueo que introduce “Let’s Beat It Up” y tiene un aire más que sospechoso a “Back in Black”. Y si me apuran, la estética de la banda y el diseño de la portada; es una fórmula tan sencilla que tiene que ser dificilísimo ponerla en práctica. De acuerdo, los catalanes aún no la han perfeccionado; no todas las canciones son tan inspiradas como “High Decibels” o “Are You Ready for Rock ‘n’ Roll”. Pero la están afinando mucho. Este disco es como ese viejo amigo que siempre nos cuenta las mismas historias y siempre consigue que nos diviertan. Ahora, atentos al tercero.

Juanjo LLanos (mayo 2012)

http://www.myspace.com/seventysevenrocks

 

 
 
cylcultural *********grabaciones