CHIVO, Swamp of Sounds

(autoeditado, 2010)

 

 

En este “pantano de sonidos” de Portugalete habitan criaturas extrañas. Es un caldo denso y fangoso, engañosamente lo-fi y especiado con afinaciones graves, guitarras saturadas y melodías hirientes, bajos gruesos, baterías viscerales y letras alucinadas, que debe tanto a los Black Sabbath de la década de 1970 como (sobre todo) a las recetas lisérgicas de sus sucesores en el desierto de Joshua Tree. (Si no has entendido esta referencia, a lo mejor este disco no es para ti.) Y tiene un montón de riffs que suenan como si los dinosaurios caminaran de nuevo sobre la tierra. 

Además es un disco de presentación que ofrece algunos momentos brillantes. Y es que Chivo son esencialmente un grupo de atmósferas, de los que consiguen aturdirte con andanadas de ritmos machacones, hipnóticos y farragosos, hasta que escuchándolos sientes que estás vadeando arenas movedizas, deslumbrado por luces estroboscópicas. Es posible que no todas las composiciones sean tan efectivas como “Sick Tall Man” y “Fuzzlover”,  pero insisto en que este no es un disco de canciones tanto como de sensaciones, hasta de sensaciones chungas, obra de una banda hambrienta, con unas credenciales impecables, que estará a la altura de muchas internacionales del género si continúa afilándose los colmillos.

Juanjo Llanos (abril 2012)

http://www.myspace.com/chivostoner
 
 
cylcultural *********grabaciones