Delito y medio. "Gravedad"

Los madrileños Delito y medio presentan "Gravedad", tercer trabajo tras editar en 2007 "Sin fronteras" y en 2009 "Golpes de realidad". Ahora en 2011-12 registran 11 temas que plasman en "Gravedad", editado como en trabajos anteriores de forma libre y accesible a todo el mudo.

Tras la marcha de Oskar a Debruces se incorporó a la banda Mitxi, procedente de Penitencia, dándole a la banda una voz más cálida y punkrockera, aunque menos potente y fuerte, pero igualmente intensa.

Desde que arranca el disco con "Sola" hasta que acaba el cede con "Sin metas" van sonando una decena de temas "La despedida", "A zancadas", "Entre el odio y el mar", "Desmotivados", "Contigo", "Gota a gota", "Gravitando", "Luces y sal" y "Calor" en el que la banda nos va lanzando rabia y mala leche a golpes de punk rock. Como los primeros cedes de Reincidentes, Disidentes, Boikot las composiciones se suceden a un ritmo vertiginoso siguiendo estelas marcadas por la velocidad de los Ramones, a piñón y todo para delante, sin parar.

De este modo con la composición básica del punk rock con la voz de Mitxi, la guitarra y los coros de Raúl y David, el bajo de Tany y la batería de Nacho van sonando los temas y llenando casi cuarenta minutos de nuestras vidas con caña de la buena y letras muy trabajadas y contándonos lo que ven a su alrededor y como ellos dicen en a Zancadas.

A codazos con la soledad,
por la tangente a veces
es más recto.
Las historias sólo acabarán
cuando no queden argumentos.

En conjunto un buen disco del que destacarían "Solas" y "Calor", jugando en este último con voces y coros que le den mucha fuerza e intensidad la tema.

Descárgatelo y dale una escucha, merece la pena pararse en estas bandas que son las que están aportando algo al punk rock estatal, superando a las que llevan toda la vida, que, para mí, están un poco estancadas.

http://www.delitoymedio.com/descarga_Gravedad.html

Manuel Eskela (Oct 2012)

reseñas de: "Sin fronteras"  ***  "Golpes de realidad".

 

 
 
cylcultural *********grabaciones