SEXPLOSION. Powerful as its Name (autoeditado, 2011)

Esta es una de esas bandas que resultan entrañables cuando se entienden con una saludable dosis de socarronería y de distancia, como un homenaje nostálgico a una época y un estilo determinados (en este caso al hair metal de los años ochenta hasta mediados de los noventa), o incluso un divertimento o un capricho; de lo contrario, resultan absolutamente trasnochadas y esperpénticas, que es exactamente la impresión que producen las ridículas fotos de la banda incluidas en el libreto y letras tan infantiles como la de “She’s Ready to Lick”.

Por otra parte, desde la perspectiva de nuestro tiempo, las formaciones en las que se inspiran no son menos chuscas ni estrambóticas. Y en las canciones de este disco los madrileños reproducen con tanta convicción como acierto ese rock casposo y travestido que muchos de nosotros escuchábamos cuando éramos unos adolescentes. Lo malo es que no exagero cuando digo que “reproducen”. En “Love’s Infected”, por ejemplo, la influencia de Guns N’ Roses, más que una influencia, es un auténtico robo, desde la característica entonación del vocalista hasta una melodía que en algunos momentos recuerda sospechosamente a la de “Perfect Crime” y una frase copiada de “Double Talkin’ Jive”. Y el último de los nueve temas, “I Don’t Need Anything about You”, es una embarazosa imitación de “Fight for Your Right” de Beastie Boys.

A los que conozcan bien la música que se hacía en aquella época seguramente el disco también les traerá otros nombres a la memoria. Lo que se dice un homenaje con todas las consecuencias. Aunque admito que estoy considerando otra palabra menos halagüeña.

Juanjo (Oct 2012)

 

 
 
cylcultural *********grabaciones