Teléfono Rojo. "El Hombre del tiempo".
Flor y Nata Rc

Nada más recibir el cedé te vas haciendo una idea de lo que va  sonar, tras echar un vistazo a la portad y contra y una leída rápida de la hoja promocional, ya sabes que te vasa encontrar una banda de pop cásico y de reminiscencias sixties y ochenties, por lo que corresponde a la parte patria de la movida y posteriores derivados.

Colocas el disco en el reproductor y no falla, pero grata sorpresa suena muy, pero que muy agradable. Un pop sencillo, en ocasiones naif en el que Pelayo Fernández nos habla de historias personales, del valor de la música, de chicas y de playa. Todos los ingredientes van salpicando el plato, con una formación de guitarra (Pelayo), bajo (Iván Vale) y percusiones, teclados y otros sones (Peque) se crean una colección de 12 ricas melodías, cortas (2-3 minutos) e intensas.

De esta forma, desde los primeros acordes, se aprecia una fuerte dosis de ritmo y gracia, comenzando con una historia de amor entre Pelayo, Ana y su vespa blanca y azul y continuando añorando las series de los ochenta (sentimiento que marca su devenir musical) como se aprecia en la preciosista "Lulu", de claros aires sixties y admiración por Los Beatles. Sigue con una línea muy popi en "El verano del amor", un poco de surf pop guitarrero y de power pop en la onda de los airbag y bandas ramonianas. Avanza el cede con "Arquitecto del amor", más intimo donde nos relata con buenas melodías lo importante de la música en todos los aspectos, dando igual la música que te guste, siempre hay una canción.
En la cara B del cede te encuentras, como si de un vinilo se tratase, "Amor sin techo", un corte muy bonito y cálido y "Learning to live" donde en ocasiones parecen los mismísimos Undertones. En la parte final del cede se siguen moviendo entre los sixti que recuerda en ocasiones a unos primeros Flechazos "El rompecorazones" o coqueteando con el power pop más guitarrero "No es para tanto" o sacando a relucir su pasado de los Krapulas le da al punkpop con "No mires atrás". Rematando el disco con "Ser no es la cuestión", melodías pop con efectos vocales de fondo, quizás el aspecto más flojo del cede, cuando se poner a jugar con scratch o a darle a los botoncitos.

En conjunto un cede que escuchas una y otra vez y no te cansas, para ser el disco de debut han puesto el listón a buena altura, suenan graciosos y para cualquier momento y ambiente, te alegraran y te harán pasar un buen rato.

Manuel Doval (enero 2011)


www.facebook.com/TelefonoRojo
www.florynatarecords.com

 

 
 
cylcultural *********grabaciones