Demuéstrame Que No Eres Una Máquina.

Campingás. 2.012

El nuevo trabajo de Campingás empieza con un trallazo: “El hombre es una loba para los lobos”, que alterna texto hablado con una melodía cantada arrastrada y obsesiva, indie mezclado con conversaciones de marujas y noticiarios que  misteriosamente funciona. Empezamos fuerte. Es el tema más arriesgado y para mí el más logrado del disco.

Es su tercer trabajo editado como grupo, después de los EPs “Campingás” y “La Diéresis del Pingüino” y se nota que ninguno de sus miembros es un novato en esto. Con bases entre punk y el grunge, una banda súper-empastada  da soporte a una voz que suena a una mezcla de los Nikis con los Planetas.  Guitarras ruidosas y obsesivas, no les importa sonar machacones. Celipón, vocalista y autor de los textos, consigue dar una extraña musicalidad a versos sin rima, delirantes y guasones, que parecen muchas veces sacados de una conversación bañada en ácido sobre cualquier tema: adolescentes psicóticos, chicas fáciles, observaciones sociales, etc. Sus líneas melódicas acompañan con descaro: obsesivas y con disonancias intencionadas que recuerdan a las “hornadas irritantes” de finales de los 80.

Se ríen de todo, pero ésa es una manera muy seria de describir situaciones y estados de ánimo, si se hace bien.  Y es el caso. A mí me llegan Campingás. Ahí va el último grito en gritos

http://campingas.bandcamp.com/track/el-ltimo-grito-en-gritos

No os los perdáis, tienen miga y tralla para rato, no se acomplejan ante nada.  Se traen un cachondeo muy serio. Larga vida a Campingás.

 

"Demuéstrame que no eres una máquina" está disponible en CD, Spotify y en su Bandcamp.

 

Rafa Chail (enero 2013)

 

 
 
cylcultural *********grabaciones